Compartir
  • 999
    Shares

Antonio Ledezma, se fue al imperio a cobrar su mesada y a suplicarles a funcionarios del pelucón que cumplan el deseo de Almagro y masacren al pueblo venezolano.

Antonio Ledezma, sigue en su afán de que los marines gringos, hagan uso de armas de destrucción masiva contra el pueblo e intervengan militarmente Venezuela, para deponer el Gobierno Constitucional y él y su camarilla de delincuentes, tomar el poder, en esta oportunidad se fue al imperio en donde se reunió  con el nuevo asesor de Seguridad de la Casa Blanca, Mauricio Claver-Carone.

 “Hay que seguir adelante con la Corte Penal Internacional de La Haya, se debe resolver el problema migratorio de los venezolanos, se debe defender la validez de la intervención e injerencia humanitaria que desarrolla el concepto de responsabilidad de proteger”, dijo el infeliz de Ledezma.

Dijo que “lo hemos explicado a todas las altas autoridades con las que hemos conversado en la capital norteamericana, y además, le hemos dado nuestro más amplio apoyo y respaldo al secretario general de la OEA por su valiente y firme posición en defensa de la libertad de Venezuela”.

Estas declaraciones comprueban que Ledezma, está de acuerdo con lo que dijo Almagro en la frontera colombo-venezolana, sobre una intervención militar en el país.

Durante la reunión Antonio Ledezma, estuvo acompañado por los miembros de su banda delictiva Julio Borges y Carlos Vecchio, quienes al igual que el vampiro, aprovecharon para cobrar su mesada, que les permite tener la ostentosa vida que se dan, solo por apoyar la petición de intervención militar que anhela el imperio.

Redacción Lechuguinos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here