china-EE.UU
Foto: Lechuguinos.com
Compartir
  • 319
    Shares

Al gobierno de Estados Unidos le pusieron un hasta aquí por su postura autoritaria en la política internacional, y China defiende sus intereses

El gobierno de Donald Trump quiere aumentar la tensión con China, pues el gigante asiático advirtió que tomará medidas legales en marco de la Organización Mundial del Comercio (OMC), después que Estados Unidos anunciara una nueva legislación tributaria que sobrepasa los 3 mil millones de dólares  para las importaciones desde la nación asiática.

Desde Pekín se cree que las restricciones impuestas por EE.UU. acrecientan la tensión en ambas naciones por interferir en el orden de comercio internacional.

Las medidas tomadas desde la Casa Blanca contempla la suspensión de concesiones arancelarias, dirigidas a 128 productos estadounidenses, además del 25% para productos de aluminio reciclado y de 15% para vinos y frutos secos.

Esta “respuesta” de Estados Unidos ocurre luego de que China impusiera sanciones  que apenas cubren a US$3 mil millones de los US$130 mil millones que exporta a la nación norteamericana.

Es así como Donald Trump pretende provocar al gobierno asiático para desencadenar una guerra comercial, escenario al que no teme el presidente Xi Jinping si se llegara a dar.

Sumado a esto, el vicepresidente Mike Pence, echa leña al fuego al decir que estas restricciones representan «el fin de la era de la rendición económica”.

Por su parte, la vocera de la cancillería china Hua Chunying, emplazó a Washington de bajar el tono guerrerista que mantiene el gobierno de EE.UU. y tome decisiones racionales sobre el tema.

Redacción Lechuguinos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here