Compartir
  • 130
    Shares

Obedecía órdenes del exilio cubano y la ultraderecha colombiana para matar a Petro y a Timochenko

Raúl Gutiérrez Sánchez, miembro del grupo terrorista J-51 (movimiento justiciero 51), confesó que su objetivo por el cual estaba en Colombia, era hacer trabajo de inteligencia para atentar contra el candidato presidencial Gustavo Petro y el líder del partido político FARC, Rodrigo Londoño, alias ‘Timochenko’.

En el video, el sujeto confiesa durante una entrevista a W Radio, que había sido contratado por grupos del exilio cubano en Miami y la ultraderecha colombiana para matar a Petro, al tiempo que desmintió las acusaciones de la Fiscalía, que le señalaban como miembro del grupo terrorista ISIS.

“Las operaciones de nosotros son de acción militar contra los intereses cubanos en el exterior. En este caso, contra la embajada cubana en Bogotá, en Santiago de Chile, así como atentar contra el líder desmovilizado de las Farc alias ‘Timochenko’, y contra el que se está postulando a presidente que era antes del movimiento M-19 (Gustavo Petro)”, aseguró.

De acuerdo con las declaraciones, su rol era hacer inteligencia, logística y contacto a los perfiles que le enviaban para luego planear los atentados.

Agregó además que su condición de captura no impide que sus objetivo se cumplan, pues dice que “la semilla está sembrada”.

Es así como se avanza hacia los comicios presidenciales, donde las autoridades mienten al para desviar la atención a los macabros planes de Estados Unidos para impedir que la izquierda en Colombia se fortalezca con la victoria de Gustavo Petro, que a diario gana puntos en las encuestas, a pesar de la campaña de descrédito que hace el paraco mayor Álvaro Uribe Velez.

Redacción Lechuguinos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here