Compartir
  • 70
    Shares

“Cuba sí; bloqueo no” fue el coro que resonó en el evento anticubano organizado este martes por los Estados Unidos y Luis Almagro.

Se trata de la presentación de la campaña  Jailed for what (Presos para qué) ante el Consejo Económico y Social de la ONU (ECOSUDE), con la que pretendieron “responsabilizar al régimen de Cuba por sus violaciones de derechos humanos”.

La misión cubana ante ese organismo multilateral protestó enérgicamente al conocerse la convocatoria y exigió la anulación del evento por ser “una farsa política del peor gusto, edificada sobre falsos argumentos y con actores de reparto, algunos de procedencia cubana”.

La representante estadounidense, Kelley Eckels Currie, se negó a abrir los micrófonos a la delegación cubana que asistió al evento para denunciar la violación de los principios elementales de la Carta de las Naciones Unidas.

Los diplomáticos cubanos, acompañados por otras decenas de personas en la sala, protestaron la negativa con golpes en las mesas y coros exigiendo el fin de las agresiones estadounidenses contra Cuba.

Especial rechazo suscitaron la presencia y las palabras del secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, quien aprovechó su presencia en el estrado para atacar una vez más al gobierno cubano y otras naciones soberanas de América Latina.

Antiguo canciller uruguayo, Almagro ha asumido una postura sumisa a los intereses norteamericano y contraria a los movimientos progresistas en la región desde que fuera nombrado como máximo representante de la desprestigiada OEA.

“La voz de Cuba se escuchó pese a todo”, afirmó la embajadora cubana ante la ONU, Anayansi Rodríguez Camejo, tras concluir la frustrada maniobra estadounidense.

La diplomática cubana acusó a Estados Unidos de utilizar “absurdas mentiras” para atacar a Cuba.

Redacción Lechuguinos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here