Smolansky
Foto: Lechuguinos.com
Compartir
  • 852
    Shares

El  ultra derechista David Smolansky explicó con lujo de detalles lo que le esperaría al país de ellos llegar a gobernar

Siempre se ha dicho que se debe conectar la lengua al cerebro antes de hablar, sobre todo para los politiqueros de oficio, que están acostumbrados a engañar y meter gato por liebre para alcanzar sus objetivos a costilla de las inocentadas de sus seguidores. En días pasados, el alcalde del Hatillo y fiel exponente del neofascismo y la ultra derecha en el país, David Smolansky, dirigente del partido del asesino Leopoldo López, Voluntad Popular (VP), declaraba muy alterado por la detención del delincuente y conspirador Gilber Caro, y entre sus argumentos dejó escapar algo, que para algunos sería insignificante, pero que activó las alarmas en los que conocieron de cerca la realidad latinoamericana del siglo pasado: los gobiernos de gorilas militares, torturadores y líderes de las desapariciones forzosas de los revolucionarios y socialistas de la época.

Pero, ¿Qué fue lo que llamó la atención de estas declaraciones? Que las “líneas ideológicas” si se pudiesen llamar así, son de derecha, situando a Voluntad Popular al mismo nivel de estos gobiernos asesinos y exterminadores.

Voluntad Popular nace en el 2011 se constituye como un partido político con una formación neofascista, sembrada desde la secta Tradición Familia y propiedad, asociación laica, pseudo-religiosa, para-militar con banderas ultra derechistas y anticomunistas.

Leopoldo López, Ideológicamente financiados por la CIA,  incorpora los métodos de Gene Sharp sobre la lucha “no violenta” como “activismo”, usados en revoluciones de color ya acontecidas en Serbia, Ucrania, y que tuvo su laboratorio experimental en Venezuela durante los primeros meses de 2014 con el plan “La Salida”.

Todos los dirigentes y Alcaldes de Voluntad Popular están relacionados con delitos y conspiraciones, atentando en contra de los derechos constitucionales de los venezolanos, sin piedad, sin escrúpulos de ningún tipo.

 

Redacción Lechuguinos

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here