Demandados-2
Foto: Lechuguinos.com
Compartir
  • 174
    Shares

Este par de joyas tenían multimillonario esquema de corrupción en desvíos de embarcaciones petroleras por lo que fueron demandados ante tribunales internacionales.

Cortes Penales internacionales de Estados Unidos, Inglaterra y Suiza han emprendido acciones legales contra los empresarios Francisco D’Agostino y Oswaldo Cisneros, que han sido demandados por falta de pagos por cargamentos de crudo y productos, además de presuntos desvíos de ruta que podrían haberle costado millones a la petrolera estatal Pdvsa.

De acuerdo con las investigaciones, en las últimas tres semanas cuatro procedimientos legales fueron iniciados por las firmas Chemplast Steel Industries Metals Ltd y Southern Procurement Services (SPS) en tribunales de Nueva York, Miami, Londres y Ginebra contra las firmas Elemento Ltd, registrada en Inglaterra y sedes en Londres y la Isla de Malta; y Castleton Commodities International (CCI), con sede en Stanford, Connecticut. Las acciones legales también incluyen a los socios de Elemento Ltd Alessandro Bazzoni y Francisco D’Agostino y Carlos Galindo; y a Oswaldo Cisneros, que aparece asociado a D’Agostino y Bazzoni en la empresa mixta venezolana Petrodelta S.A., y a la firma DP Delta Finance B.V.

Elemento Ltd, en la que aparecen D’Agostino, Bazzoni y Richard Rothenberg como directivos, violó acuerdos firmados con SPS y Chemplast para la adquisición de un cargamento superior a los 250,000 barriles de crudo, con un valor actual de mercado superior a los $8 millones, monto que nunca pagaron.

Además, a Oswaldo Cisneros, que aparece como uno de los representantes de DP Delta Finance B.V., y al presidente de Petrodelta S.A., Douglas González, les llegó una notificación de demanda por el desvío de un cargamento de crudo que debía ser destinado a Texas y terminó en Nueva York, gracias a documentos forjados entregados a las empresas demandantes SPS y Chemplast. Esto costó una diferencia $700,000 por cargamento.

Elemento Ltd había incurrido en delitos por trampa  en pagos contra otras empresas en 2015 y 2017, al asumir deudas de 25 millones de dólares, deudas que nunca fueron pagadas.

Estos personajes, que pensaron en continuar con su esquema corrupto, olvidaron que dentro de las legislaciones estadounidenses, cualquier negocio que se haga dentro del territorio tiene que ser demostrado ante las autoridades en caso de presentar irregularidades, por lo que ahora, la demanda multimillonaria que deberán asumir, los pondrá a parir por corruptos.

Redacción Lechuguinos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here