Compartir

El diputado ruso Alexander Sherin, aseguró que Caracas apoyaría con los ojos cerrados a Moscú para instalar un sistema antiaéreo y antimisil de medio y largo alcance en Venezuela.

Para el legislador ruso, vicepresidente del Comité de Defensa de Rusia, lo que quiere el imperio norteamericano, es sacar al presidente legítimo de Venezuela, Nicolás Maduro, así como ven con inmensa preocupación la alianza que hay con nuestro país hermano Rusia, ya que pone en riesgo sus planes ingerencistas contra el territorio venezolano.

«El anhelo de los americanos de que el líder de Venezuela sea destituido y su deseo de ver a Rusia independiente y fuerte hacen que Venezuela y Rusia sean aliados, aliados seguros y a largo plazo».cAlexander Sherin, expresó que sería un sueño la instalación de un sistema antiaéreo y antimisiles S-400, o SA-21 Growler de medio y largo alcance capaz de abatir blancos a una distancia de 400 kilómetros y una velocidad de 4,8 kilómetros por segundo.

«El despliegue de los sistemas S-400, o, por ejemplo, de los Bastiones e Iskander en Venezuela, multiplicaría por cero decenios de esfuerzos y miles de millones de dólares invertidos en el sistema de defensa antimisil»

El diputado no tiene duda alguna, de que un despliegue de misiles rusos de esa envergadura en territorio venezolano, «le quitaría a los EEUU las ganas de cualquier injerencia en la política interior de Venezuela, de intentar cambiar desde Washington a los dirigentes de Venezuela».

Redacción Lechuguinos

1 Comentario

  1. Así es, y sin necesidad de tener en Venezuela una base militar rusa para poder jactarnos que en Venezuela no habrá nunca ese tipo de instalación, de ningún país

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here