Compartir
  • 99
    Shares

Una de las primeras decisiones que tomó Donald Trump como presidente fue eliminar el decreto de Barack Obama de prohibir el manejo de cárceles por empresas privadas.

En medio de la controversia de la separación de niños de sus padres en la frontera sur de Estados Unidos, se pone en evidencia como Donald Trump y grandes corporaciones aliadas hacen de las detenciones un negocio muy lucrativo.

A continuación se demuestra como el aumento de las detenciones de los más vulnerables con el plan “tolerancia cero” es más un movimiento económico, que una política para proteger al pueblo estadounidense.

En este sentido, se ha comprobado que nueve de cada diez es gestionado por corporaciones privadas como Correction Corporation of America o el Grupo GEO. Según documentos financieros internos, ambas empresas sumaron ganancias anuales de 4 mil millones de dólares.

A pesar de estar bajo el mando de capital privado, las condiciones de estos centros dejan mucho que desear. Elizabeth Warren, senadora estadounidense describió que, “es un escenario inquietante, hay niños y niñas en jaulas con el suelo de hormigón. No hay otra manera de describirlo. Es una gran cadena de jaulas sobre un frio suelo de hormigón cuyos ocupantes les han dado unas mantas isotérmicas”.

Con la implementación de estas políticas migratorias, a la administración de Trump le han llovido las ofertas de contratistas de defensa y firmas de seguridad que ofrecen servicios en los centros de detenciones.

Entre ellos se encuentra, General Dynamics, un empresa global aeroespacial y de defensa; y MVM, Inc. empresa que hasta el 2018 tenía contratos con el gobierno de Estados Unidos para proporcionar guardias en Irak, que han sido denunciado por mercenarios.

Ambas empresas están ofreciendo servicios de cuidados a los niños inmigrantes en la zona de McAllen, al sur de Texas.

La recién firmada orden que prohíbe la separación de las familias generará más ganancias a las compañías que gestionan el proceso debido a que ahora toda la familia será detenida junta, ocasionando un mayor número de personas a las que se les debe garantizar “el cuidado”.

Medios estadounidenses aseguran que Correction Corporation of America y el Grupo GEO financiaron parte de la campaña presidencial de Trump y al parecer la inhumana política migratoria no es más que una manera de devolver el favor.

Redacción Lechuguinos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here