Compartir
  • 82
    Shares

En enero, el gobierno de Donald Trump había aprobado los primeros decretos para negarle a los niños inmigrantes el derecho a un abogado.

El presidente Donald Trump ha ordenado al departamento de inmigración que los niños sin importar la edad que hayan ingresado ilegalmente a Estados Unidos con sus padres, se enfrente a la corte sin ninguna compañía ni tutor.

Lo inhumano de la administración Trump ha llegado al punto de exigir a pequeños de hasta dos años de edad enfrentarse su proceso de deportación sin la presencia de un tutor o un abogado, como lo establecen las leyes del propio país.

Mientras siguen apareciendo testimonios de las calamidades que viven las familias que son separadas por el Servicio de Administración y Control de Aduana, miles de niños desaparecidos o pasando días en jaulas, ahora parece que las malas noticias continúan.

El pelucón está desafiando a la comunidad internacional que ha rechazado estas políticas fascistas imponiendo cada vez más decretos o procesos legales injustificables contra los inmigrantes, en su mayoría latinos.

En este sentido, directivos del Centro de Leyes de Inmigrantes Defensores en Los Ángeles contaron penosamente como habían representado a un menor “no acompañado”, quien en medio de la audiencia había decido subirse a la mesa.

Igualmente, psicólogos coinciden en lo perjudicial de esto que ha ordenado la administración Trump, que además de rozar lo ilegal, traerá graves consecuencias al desarrollo de los niños.

El Colegio de Abogados de California aseguró que, dentro del debido proceso migratorio, los menores que acuden a las cortes “necesitan un patrocinador tutor o un guardián, un adulto que los represente”.

Redacción Lechuguinos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here