Bombardeo -Muertos-siria
Foto: Lechuguinos.com
Compartir
  • 102
    Shares

Al presionar a Rusia para que cumpla el Tratado INF sobre misiles, EE.UU. persigue de nuevo su gran sueño: lanzar una guerra nuclear fuera de su territorio.

El analista Iñaki Gil de San Vicente explicó que  las presiones ejercidas por Estados Unidos sobre Rusia a propósito del Tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio (INF, por sus siglas en inglés), tiene como objetivo iniciar una guerra nuclear con el viejo continente, por lo que Washington ha dado un ultimátum de 60 días a Moscú para cumplirlo.

Alegando supuestas violaciones del acuerdo por Rusia, el presidente de EE.UU., Donald Trump, anunció en octubre que abandonaría el pacto, que permitió la eliminación de los misiles balísticos y de crucero nucleares cuyo rango estuviera entre 500 y 5500 kilómetros. Moscú rechaza las acusaciones de Trump y advierte de las graves consecuencias que tendría el abandono del Tratado por EE.UU. para la seguridad mundial.

Gil de San Vicente opina que es muy probable que EE.UU. siga con esa política, ya que por un lado pretende aumentar sus capacidades militares y su presencia militar fuera de su suelo y, por otro, necesita presionar a la economía rusa, que sigue desarrollándose.

La presión militar ejercida sobre el Kremlin mediante el Tratado INF, firmado en 1987 entre EE.UU. y la antigua Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), es a juicio del analista un pretexto de Washington para infligir grandes costos a Rusia y que esta dedique la mayoría de sus fuerzas a la producción armamentística.

Asimismo, el analista estima que EE.UU. busca enviar un mensaje a Europa y asegurarle que no tiene sentido pretender independizarse del país norteamericano individualmente, a la vez que Washington muestra su apoyo a “regímenes fascistas o neofascistas” del este del continente, incluido el de Ucrania.

Todo eso, ha alertado Gil de San Vicente, tiene que ver con el sueño estadounidense de poder lanzar una guerra nuclear táctica en Europa, África, China o Irán, sin que el conflicto llegue a afectar a Estados Unidos. “De lograrlo, sería posiblemente un acelerón rápido hacia una terrible guerra mundial”, ha dicho el entrevistado.

Redacción Lechuguinos-HispanTV

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here