Compartir
  • 634
    Shares

Gonzalo Álvarez  sabe que su poder como magistrado es inexistente, que él y el resto de la banda de delincuentes que se prestan para el show son una farsa  ni siquiera sirven para dar ideas

Gonzalo Álvarez Domínguez, se justifica afirmando que él  y los 13 magistrados principales y los 20 suplentes elegidos por la Asamblea Nacional en desacato, no tienen ningún tipo de legalidad y que lo que ellos hacen no son decisiones.

Afirmando que no están en el ejercicio de dichas funciones, por encontrarse en el exilio; caso que no tiene precedente en la historia, por si fuera poco, Álvarez defiende a la bandida de Luisa Ortega declarando que esta es una perseguida.

Asimismo, aseveró que la función que ellos deben cumplir es simbólica y no sancionatoria como creen los magistrados ilegítimos y destacó que sus compañeros de show olvidan que en Venezuela existe un Tribunal Supremo de Justicia legítimo  en funciones administrativas.

“Discrepo de mis colegas que creen tener facultades, estos no tienen poder coercitivo, que estos deben es generar ideas  no tomar decisión”, dijo el usurpador.

Después de esto es seguro que la derecha lo crucifique acusándolo de traidor.

Redacción Lechuguinos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here