Venezuela
Foto: Lechuguinos.com
Compartir
  • 293
    Shares

Guaidó que sacó solo el 47, 7% de los votos como diputado se dice más legítimo que Nicolás Maduro electo presidente con el 67% de los sufragios.

La legitimidad nacida del voto en elecciones libres es el principal argumento de la oposición venezolana y de sus poderosos aliados internacionales para decir que Juan Guaidó es el presidente de Venezuela, y no Nicolás Maduro.

Y ciertamente, Guaidó es un funcionario electo por el pueblo en comicios legales y limpios. Lo mismo puede decirse de Maduro, pero la coalición antirrevolucionaria sostiene que solo Guaidó (en su rol de representante del Poder Legislativo) tiene legitimidad.

Específicamente, este dirigente de Voluntad Popular fue uno de los integrantes de las planchas presentadas por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) para el estado Vargas en las elecciones legislativas de 2015.

¿Cuántos votos obtuvo Guaidó en ese escenario regional? De acuerdo a los datos que permitieron su proclamación como diputado por el Consejo Nacional Electoral, logró 97 mil 942 sufragios, equivalentes a 47,7% de los votos escrutados en ese circuito.

Guaidó no fue el ganador absoluto en el estado litoralense, pues quedó ligeramente por debajo de su compañera de fórmula, Milagros Eulate, de Acción Democrática, quien alcanzó 98 mil 530 votos, para un 48% del total de votante de 204 mil 910 voto escrutados. La candidata del Polo Patriótico que compitió con ellos y resultó derrotada fue María Carneiro, quien obtuvo 84 mil 872 votos, para 41,4% del total.

Igual que Guaidó, el resto de los diputados nacionales fueron electos con los votos de sus respectivas circunscripciones, debidamente recibidos y contados por el Poder Electoral.

Sin embargo, la tesis jurídica opositora sostiene que esos 97 mil votos, y ese 47,7% de los que fueron a votar en las parlamentarias de Vargas hace a Guaidó más legítimo que Nicolás Maduro, quien obtuvo en mayo de 2018 un total de 6 millones 245 mil 862 votos, equivalentes a más de 67% de quienes acudieron a las urnas.

De acuerdo con ese enfoque, los votos de 2015 también generan legitimidad a los integrantes del Parlamento, cosa que no ocurre con los votos obtenidos en 2017 por los miembros de la Asamblea Nacional Constituyente, los gobernadores (entre quienes hay cuatro opositores) y los alcaldes. El voto tampoco hizo legítimos a los integrantes de los Consejos Legislativos ni a  los concejales, electos en 2018.

La oposición alega que las elecciones de 2015 fueron válidas, generadoras de legitimidad, pero las siguientes no porque no se le dieron garantías suficientes a los candidatos. Pero los comicios de la ANC, gobernaciones, alcaldías, presidente, consejos legislativos y concejos municipales fueron efectuadas con las mismas reglas y con las mismas autoridades electorales que las votaciones legislativas ganadas por el antichavismo.

Esta conducta parece confirmar algo que siempre se ha dicho en medio del debate político: que la oposición solo reconoce las elecciones que ha ganado.

En forma global, a las elecciones de la AN de 2015 concurrieron 14 millones 385 mil 349 votantes, equivalentes a 74% del padrón electoral nacional. La coalición opositora MUD logró 7 millones 26 mil 66 votos, y el Gran Polo Patriótico alcanzó 5 millones 622 mil 844.

Para muchos observadores de estas cifras, sobre todo para los externos, son incomprensibles las razones que tuvo la dirigencia antichavista para abstenerse de concurrir a las elecciones siguientes (desde las de la ANC hasta las recientes municipales), pues le hubiese bastado con repetir la tendencia de 2015 para barrer a los candidatos del Gobierno.

 

Vargas, dos años después

En las elecciones regionales de 2017 se hizo evidente que la oposición había sufrido una mengua en el estado Vargas, pues el candidato opositor mejor posicionado, José Manuel Olivares, logró obtener 81 mil 472 votos, unos 17 mil menos que los diputados Eulate y Guaidó. En ese proceso fue reelecto el general Jorge Luis García Carneiro, con 94 mil 721 votos. En esas elecciones, Voluntad Popular, el partido de Guaidó, lanzó un candidato propio, Winston Flores, quien solo logró acopiar 203 sufragios.

Redacción Lechuguinos-La Iguana.TV

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here