bandera de Colombia
Foto: Lechuguinos.com
Compartir
  • 62
    Shares

Ataque en el Norte de Santander dejó como saldo tres venezolanos muertos por supuestos guerrilleros 

Fuentes oficiales neogranadinas, indicaron que tres venezolanos murieron este domingo en el noreste de Colombia, en un presunto ataque del ELN, intentado dejando entre ver una campaña xenofóbica en contra de los venezolanos que se encuentran en la hermana República.

Este hecho es conveniente para  la administración Santos, en vista de que mata dos pájaros de un tiro: culpa al ELN de un supuesto ataque y así anular toda posible conversación con estos y de ñapa ataca a Venezuela dejando ver lo desprotegidos que están sus ciudadanos por culpa de la revolución.

La información fue dada a conocer, a través de un comunicado de la policía colombiana, quienes indicaron que las tres personas fueron asesinadas por presuntos rebeldes que se transportaban en moto en el municipio de Tibú, departamento de Norte de Santander, fronterizo con Venezuela.

De la misma manera fuentes militares relataron que “tras atacar el cuartel, los supuestos guerrilleros dispararon nuevamente, esta vez contra los tres venezolanos”.

El Ejército de Liberación Nacional (ELN) inició diálogos de paz con el gobierno de Juan Manuel Santos hace un año en Quito. Pero el Presidente congeló las conversaciones a finales de enero.

Es por ello, que todo este caso es un tanto extraño, si el ELN busca la paz con el gobierno ¿ Porque atacaría un fuerte militar o asesinaría a tres venezolanos?

Santos, quien dejará el poder en agosto tras dos mandatos de cuatro años, busca con el ELN un pacto similar al que selló a finales de 2016 con las poderosas FARC, ahora desarmadas y transformadas en partido político. Pero esta acusación echaría por la borda todas las conversaciones anteriores y derrumbaría cualquier intención de dialogo entre las partes.

Por otra parte, el asesinato de los tres supuestos venezolanos, le cae como anillo, al dedo al  gobierno colombiano, quien apoya las sanciones económicas de EE.UU. en contra de la administración del presidente venezolano Nicolás Maduro,  y podría tomar este suceso como bandera política y seguir desprestigiando a Venezuela, y continuar la presión  internacional con el fin de derrocar la revolución, que tanto les molesta a la oligarquía mundial.

Además de permitirle a la administración Santos, ganarse unos cuantos dólares y haciéndole el lobby a su amo el imperio norteamericano aplicando planes injerencista a través de falsos positivos, de los cuales son expertos el gobierno de neogranadino.


Redacción Lechuguinos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here