Foto: Lechuguinos.com
Compartir
  • 82
    Shares

Recuperar el sistema económico, educación y trabajo son los principales objetivos del candidato del PT a la Presidencia de Brasil Fernando Haddad.

El candidato a la Presidencia de Brasil por el Partido de los Trabajadores (PT), Fernando Haddad, declaró que el principal propósito de su programa de gobierno es construir un país que vuelva a ser “de paz y armonía”, después de realizar una visita al exdirigente Luiz Inácio lula da Silva, quien se encuentra en la sede de la Policía Federal de Curitiba, estado de Paraná (sur).

Haddad ha señalado que su campaña electoral se enfocará en propuestas para devolver el respeto y la democracia a las instituciones, de acuerdo con el informe del canal de televisión multiestatal de noticias TeleSUR.

El sustituto de Lula aseguró que el líder brasileño está de acuerdo con el plan de gobierno, sugiriendo prestar una mayor atención al sector de trabajo y educación, “que son dos ojos de la campaña”.

Al enfatizar en su plan para el gobierno, reiteró sobre tres propuestas fundamentales en la parte económica: La reforma tributaria, con la meta de aumentar el ingreso de las familias de clase media y baja; así como la reforma bancaria para reducir drásticamente los intereses del tomador final.

También se refirió a la reforma fiscal, que según alega, “abre espacio en el presupuesto público para la reanudación de las obras y programas de alto impacto en la generación de empleo”.

Por otro lado, prometió impulsar lucros para el sistema educativo reiterando que “proporcionaremos la formación inicial y continuada de los profesores y daremos apoyo federal a la enseñanza pública”.

También aseguró que Lula apoyó su plan para el gobierno, que busca fortalecer la democracia e en el país.

Lula da Silva que se encuentra en cárcel, pidió al pueblo a votar por Fernando Haddad, y dejó claro que la elección de Haddad va a ser la respuesta del pueblo brasileño al golpe, a los que sabotearon la democracia e intentaron impedir la soberanía del voto popular”.

El exnpresidente de Brasil está condenado a 12 años de cárcel tras ser acusado de corrupción y lavado de dinero, cargos que según las declaraciones de sus abogados no tienen ninguna prueba y que es víctima de persecución política.

Redacción HispanTV

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here