Julio Borges
Foto: Lechuguinos.com
Compartir

Actitud de Julio Borges tendría a más de un dirigente opositor fúrico

Lo de las peleas internas y divisiones en la MUD ya es cuento viejo pero, lo que si no nos esperábamos del otro lado de la acera de la derecha era ver cómo la cúpula más podrída de la tolda opositora ahora desprecia y rechaza a uno de sus máximos dirigentes, Julio Borges.

La noticia tomó por sorpresa a los más incautos, a aquellos que aún guardaban esperanza de que la coalición opositora saliera a flote y que ahora se sienten engañados de aquella pantomima en enero de este año cuando parecían felices de estar nombrando, ilícitamente, a Julio Borges como el nuevo presidente de la Asamblea.

El encargado de develar esta nueva riña en la MUD fue José Vicente Rangel, quien durante su programa dominical, José Vicente Hoy, relató los hechos con detalles.

Todo comenzó en el seno de la llamada Mesa de la Unidad Democrática en donde existe malestar por la actitud del diputado Julio Borges, al acudir al Congreso de Colombia para discutir asuntos internos del país, con la investidura de presidente de la Asamblea Nacional AN, cargo que aún está bajo la responsabilidad de Henry Ramos Allup, miembro de la directiva del parlamento que decidió desacatar la sentencia dictada por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), y ordenó la desincorporación de tres diputados por el estado Amazonas, cuya elección el 06 de diciembre de 2015 fue impugnada debido a presuntas irregularidades durante el proceso electoral.

En la MUD consideran que el dignatario (Borges) no tenía por qué involucrar al parlamento colombiano en los asuntos internos de Venezuela, mucho más cuando las relaciones entre los dos países están marcadas actualmente por delicadas tensiones. Para los críticos el gesto de Borges se inscribe en la política de la figuración personal con la finalidad de darle asidero a su aspiración candidatural” afirmó Rangel.

 

Redacción Lechuguinos

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here