Foto: Lechuguinos.com
Compartir
  • 56
    Shares

La actriz venezolana, María Gabriela de Faría, criticó a su colega, Norkys Batista por publicar una imagen en donde se le ve disfrutando de una corrida de toros.

María Gabriela Faría no dudó en poner las palabras de Norkys Batista en tela de juicio al calificarla de soberbia por haber dicho a sus seguidores que dejaran “la estupidez” cuando recibió una retahíla de críticas por su foto disfrutando de la “cultura” española.

Tener más de cuatro millones de seguidores en redes sociales (por no hablar de un hijo) nos tiene que dar cierto nivel de coherencia y responsabilidad (…) España tiene un sin fin de actividades culturales que llenan de orgullo a sus ciudadanos y que atraen a millones de turistas, las corridas de toros no forman parte de esa lista”, expresó.

Asimismo, señaló de carente de consciencia y empatía a la Batista, por asistir pagar por un “espectáculo barbárico como ese en pleno siglo XXI”. “Sumado a eso, insultar a quienes nos hacen un llamado de atención denota soberbia y falta de educación”.

“Tratemos de usar nuestra poca o mucha influencia para algo positivo. Mostremos menos culo y más cerebro, menos insultos y más empatía, menos ignorancia y más corazón”, concluyó.

Decir que no participamos del maltrato animal cuando pagamos por ver una corrida de toros alegando que nunca hemos ido y que no sabíamos como era, no solamente nos deja como mentirosos y malas personas sino como estúpidos (ya que la palabra estúpidos está tan de moda y se usa tan a la ligera) De el mismo modo pudiéramos ir a disfrutar de cómo apedrean mujeres, comen perros y unen en matrimonio a niñas con adultos solo porque forma parte de la cultura de varios países, ¿no?. . Cada quien hace con su vida lo que quiera pero tener más de cuatro millones de seguidores en redes sociales (por no hablar de un hijo) nos tiene que dar cierto nivel de coherencia y responsabilidad. . España tiene un sin fin de actividades culturales que llenan de orgullo a sus ciudadanos y que atraen a millones de turistas, las corridas de toros no forman parte de esa lista. . Pagar por un espectáculo barbárico como ese en pleno siglo XXI, cuando tenemos tanta información a la mano y cuando diariamente se lucha porque se respeten los derechos de millones de seres vivos solo demuestra una profunda carencia de consciencia y empatía. Sumado a eso, insultar a quienes nos hacen un llamado de atención denota soberbia y falta de educación. La incapacidad de asumir nuestros errores es probablemente una de las más complicadas fallas que tenemos como seres humanos. . Influencers, artistas, personas públicas en general: Tratemos de usar nuestra poca o mucha influencia para algo positivo. Mostremos menos culo y más cerebro, menos insultos y más empatía, menos ignorancia y más corazón. . La Tauromaquia no es arte ni cultura.

A post shared by Maria Gabriela De Faria (@thefaria) on

Redacción Lechuguinos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here