Foto: Lechuguinos
Compartir
  • 35
    Shares

El pasado martes la rectora del CNE, Socorro Hernández, confirmó la entrega de la constancia del cumplimiento de 1% de firmas por parte de la MUD y a su vez adelantó que será la Sala Electoral del TSJ la que decidirá si es viable o no cancelar la inscripción de la MUD como agrupación política por presunto fraude.

Es bueno recordar que de las 1.957.779 rúbricas que recibió el Consejo Nacional Electoral (CNE), en primera revisión se determinó que el 30,94%, casi el 31%, de las firmas entregadas eran irregulares, falsas fraudulentas, no correspondían a la legalidad exigida por la ley. Durante la revisión de las firmas, muchos datos coincidían con los de personas fallecidas, o privados de libertad, quienes, según dicta las leyes venezolanas, no están permitidos participar en este proceso de convocatoria del CNE, por lo que el proceso estaría viciado de fraude.

Con esto la oposición solo muestra su ineficiencia y su putrefacción, se han dedicado solo a  inventar falsos firmantes y fechas de “posible referendo”  a descalificarse y eso ha hecho que sigan perdiendo credibilidad entre sus adeptos, enfrentandolos ahora  una posible inhabilitación.

 

Redacción Lechuguinos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here