Compartir
  • 55
    Shares

El terrorista Luis Clemente Faustino Posada Carriles murió sin pagar por sus crímenes contra el pueblo cubano, refugiado en Estados Unidos.

El terrorista Luis Clemente Faustino Posada Carriles murió este miércoles a sus 90 años de edad en el sur de Florida, Estados Unidos, donde vivió impune y no pagó por sus crímenes.

Posada Carriles salió de su país de origen, Cuba, con la sola intención de acabar con la Revolución de la isla, y para ello, emprendió actos de terrorismo de la que fueron víctimas personas inocentes como los que viajaban en el avión que hizo explotar en 1976.

Para intentar derrocar el Gobierno legítimo del expresidente Fidel Castro, el 6 de octubre de 1976 materializó un atentado en contra del vuelo aéreo 455 de Cubana de Aviación que dejó como resultado 73 personas fallecidas, entre ellos jóvenes deportistas.

Este terrorista vivió cómodamente e impune, bajo la protección del imperio estadounidense, quienes lo trataban como héroe, sin importar la cantidad de personas que murieron durante sus acciones criminales.

En el video que acompaña esta nota, usted podrá ver arte del prontuario criminal de este terrorista protegido y amparado por el Gobierno gringo.

Redacción Lechuguinos/Telesur

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here