Estados Unidos
Foto: Lechuguinos.com
Compartir
  • 10K
    Shares

Las inhumanas políticas contra los inmigrantes que ha promovido abiertamente el presidente de Estados Unidos ha acabado con la vida de la niña.

Una niña guatemalteca de siete años murió por deshidratación cuando se encontraba en custodia de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos.

La menor viajaba con su padre en un grupo de 163 migrantes que cruzaron el desierto de Nuevo México y se entregaron a las autoridades de Estados Unidos. Todos fueron llevados a un centro de detención de Lordsburg la noche del jueves 6 de noviembre.

Tras la detención, la niña empezó a tener convulsiones y fue trasladada con fiebre de 41 grados en helicóptero a un hospital de El Paso (Texas), donde llegó con paro cardíaco.

Según el comunicado de la Patrulla Fronteriza del que informó el periódico The Washington Post, la niña llevaba “varios días sin comer o consumir agua”.

El medio estadounidense reportó que el organismo de seguridad tardó una semana en comunicar el evento, y su vocero aseveró que los agentes “tomaron todas las medidas posibles para salvar la vida de la niña”.

La cifra de arrestos de inmigrantes indocumentados en la frontera sur de Estados Unidos marcó en noviembre un nuevo récord desde que el presidente, Donald Trump, llegó a la Casa Blanca hace casi dos años con 51.856, en su gran mayoría centroamericanos y llegados en familia.

Redacción Lechuguinos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here