Foto: Lechuguinos.com
Compartir

El premio Nobel de la paz, reconoce cual es el mayor perturbador de la tranquilidad y la estabilidad de Venezuela y del mecanismo para dirimir las diferencias.

El Premio Nobel de la Paz, Hassine Abassi, sostuvo que el mayor de los obstáculos que posee el diálogo entre Gobierno y oposición es la marcada injerencia extranjera que se evidencia en las presiones que ejerce la administración del mandatario norteamericano Donald Trump.

En entrevista con la BBC, este Nobel que se destacó por su rol de constructor de la paz en Tunez, denunció que el injerencismo externo en Venezuela es muy fuerte dada las inmensas riquezas que posee el país, situación que reiteró se ha convertido en gran enemigo de la posibilidad de diálogo en el país.

«La oposición en Venezuela está apoyada por quien quiere inmiscuirse en los asuntos del país. Estados Unidos quiere aglomerar mayor presión sobre Venezuela y su gobierno actual», apuntó al tiempo que llamó a los actores políticos de la derecha venezolana a «interesarse por el bien del país», por lo que recalcó que «tienen que liberarse de la intervención extranjera».

Abassi no dudó en señalar la responsabilidad de Estados Unidos en la crisis económica venezolana y afirmó que esta política de «sanciones» del gobierno norteamericano está signado por intereses ideológicos y de dominio de la región.

«El peso de toda intervención extranjera se mide por sus consecuencias. La intervención estadounidense es la más fuerte», aseveró y  señaló que EEUU «está presionando a muchos países para que se pongan en contra de un sistema socialista de justicia social».

«Los norteamericanos, sobre todo Donald Trump, cuando quieren intervenir en un país no dicen que su objetivo es cambiar el juego político. Lo que hacen es movilizar a todas las piezas como quieren y quien está en contra de sus intenciones lo paga bien caro», indicó.

Redacción Lechuguinos-Con El Mazo Dando

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here