foto: Lechuguinos.com
Compartir

Pfizer rechazó elaborar un ensayo clínico para comprobar los efectos del Enbrel en la enfermedad y no compartió el informe con la comunidad científica.

La farmacéutica Pfizer decidió ocultar los efectos positivos de su fármaco Enbrel, un  medicamento para la artritis reumatoide que podría reducir el riesgo de padecer la enfermedad de Alzheimer hasta en un 64% de probabilidades, ante la cuantiosa suma de dinero que suponía comprobar científicamente sus efectos sobre la prevención o el tratamiento contra el alzheimer.

El gigante farmacéutico elaboró un informe interno que concluyó que el antiinflamatorio destinado a tratar la artritis reumatoide podía potencialmente “prevenir, tratar y ralentizar la progresión del alzheimer”.

Los resultados de la investigación fueron dados a conocer en un comité interno de la compañía en febrero del año pasado.

Ante las conclusiones del informe, los expertos pidieron a Pfizer efectuar un ensayo clínico para verificar los efectos del Enbrel.

Hicieron falta tres años de reuniones internas para que la farmacéutica rechazara invertir los más de 70 millones de euros que costaba llevar a cabo la investigación, en la que debían participar miles de pacientes.

Algunos científicos reclaman en declaraciones que Pfizer tenía la obligación moral de haber hecho públicos los resultados de las investigaciones preliminares, pese a que no fueran lo suficientemente rigurosos.

“Sería beneficioso para la comunidad científica contar con esa información”, valora el profesor asistente de medicina en Johns Hopkins, Keenan Walker. “Sean datos positivos o negativos, nos aporta más información para tomar decisiones mejor informadas”, recalcó.

Este es el actuar de los capitalistas, que les duele invertir para beneficiar al prójimo, simplemente porque para ellos eso es “un gasto”.

Redacción Lechuguinos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here