Compartir
  • 24
    Shares

Los manifestantes y la Policía de Macron han protagonizado choques en la decimotercera  semana de protestas del movimiento chalecos amarillos.

Uno de los manifestantes del movimiento ‘chalecos amarillos’ ha perdido la mano, presuntamente por el estallido de una granada, durante las manifestaciones en París.

Según una fuente policial, citada por medios locales, esta persona (que no llevaba chaleco amarillo) recogió una granada lacrimógena para relanzársela a la Policía, pero detonó cuando la sostenía. Por su parte, un testigo relató que el hombre «solo estaba mirando» mientras un gran grupo de personas vestidas de negro estaban tratando de tirar la puerta abajo para entrar en la Asamblea Nacional.

Entonces, llegaron los gendarmes y comenzaron a lanzar granadas, que «definitivamente no eran granadas para dispersar a los manifestantes». Cuando una granada voló bajo los pies del hombre, «por instinto» trató de arrojarla desde allí con la mano y la golpeó, causando que «explotara», explicó el testigo.

Un equipo de la agencia Ruptly que transmitía en vivo desde el lugar de los hechos logró captar impactantes imágenes del suceso. Comentaron que la situación «era tensa» y que había gas lacrimógeno «por todas partes», cuando escucharon una explosión y corrieron hacia un grupo de personas entre las que se encontraba el manifestante herido.

Redacción Lechuguinos-RT

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here