Daniel-Ortega-Nicaragua
Foto: Lechuguinos.com
Compartir
  • 298
    Shares

Al igual que los terroristas, la Iglesia Católica de ese país se desenmascara solita con la propuesta que le ha hecho al presidente de Nicaragua, Daniel Ortega.

En medio de la mesa de diálogo que se desarrolla entre el gobierno sandinista y la oposición nicaragüense, la conferencia episcopal se lleva el premio del descaro del año, al pedirle al jefe de Estado, Daniel Ortega, adelantar las elecciones generales, sin opción a reelegirse, para superar la crisis que los terroristas han impuesto y que ha cobrado la vida de 200 personas.

Así lo dio a conocer el cardenal y arzobispo metropolitano Leopoldo Brenes, al terminar la sesión de diálogo que se lleva a cabo; en ella, explicó que la solicitud fue hecha a Ortega el pasado 8 de junio.

Además, y con el mismo guion aplicado en Venezuela durante las guarimbas de 2014 y 2017, piden la renuncia y sustitución de todos los magistrados del Consejo Supremo Electoral (CSE), cambio de estructura y dirección de nuevas autoridades electorales municipales y departamentales. Plantearon una reforma a la Ley Orgánica a la Asamblea Nacional para que unas enmiendas constitucionales puedan entrar en vigor este mismo año. Entre ellas están: la no reelección presidencial, nuevos períodos para los magistrados de la Corte Suprema de Justicia, y nuevos procedimientos para las autoridades que requieran de la aprobación de la Asamblea Nacional.

Proponen también una reforma a la Ley Electoral, un nuevo calendario electoral, la invitación a observadores nacionales e internacionales, depuración del padrón, entre otros.

Y  por si no fuera poco, quieren una separación e independencia de los poderes públicos, y legitimidad, integridad y profesionalidad en el actuar del Poder Judicial y Poder Electoral.

Es decir, quieren borrar de un plumazo todo el orden constitucional y enmarcarlo a las pretenciones derechistas que ellos obedecen, como opción para dejar las guarimbas. ¡Vaya propuesta!

De esta manera, queda claro que la derecha en Nicaragua quiso aplicar el mismo plan para ver en dónde si le funcionaba, con el firme objetivo de erradicar en un mediano o largo plazo a la izquierda en Latinoamérica.

Redacción Lechuguinos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here