Foto: Lechuguinos.com
Compartir

Las sanciones impuestas por Estados Unidos contra Venezuela impiden adquirir nuevas bombas de agua dejando así a millones de venezolanos sin suministro de agua.

Según ha informado este viernes el periódico australiano Green Left, en la Comuna Altos de Lidice, un pobre barrio en las laderas de Caracas, capital venezolana, las bombas necesarias para empujar el agua hacia los hogares están rotas y las sanciones de EE.UU. impiden que el país bolivariano pueda adquirir nuevas bombas, motores, tuberías y piezas de repuesto.

María Marrugo, una concejala municipal de Estado de Miranda explicó al respecto que debido al bloqueo económico internacional que Estados Unidos impuso a Venezuela, ha sido imposible comprar las bombas. “El Gobierno venezolano ha intentado enviar los fondos necesarios en dos veces para adquirirlas”, pero “EE.UU. ha bloqueado también las empresas y países que han estado tratando de ayudarnos”, indicó.

Muchos residentes han declarado que el Gobierno venezolano, presidido por Nicolás Maduro, está haciendo todo lo posible para mejorar la situación del país y en el caso de la región mencionada, abastece dos veces por semana un camión cisterna de agua potable al vecindario.

“Hay una bomba que está rota y están trabajando para arreglarla. La viceministra vino ayer y dijo que están trabajando en ello. (Para un correcto abastecimiento) se necesita tener tres bombas y solo dos están funcionando, así que debido a la falta de presión, el agua no está llegando aquí”, afirmó Betsy Franquis, una residente de la Comuna Altos de Lidice.

Los residentes también indicaron que aunque en ocasiones hayan tenido algún problema con el suministro de agua, nunca hasta el momento, la falta de abastecimiento haya sido tan grave como ahora.

El diario australiano reportó también que a una de las estaciones de bombeo que deberían empujar el agua hacia la Comuna Altos de Lidice le falta la mayoría de sus bombas y añadió que solo hay suficiente presión de agua para llenar los camiones cisternas.

Washington, a fin de apoyar al opositor Juan Guaidó —que se autoproclamó en enero presidente interino de Venezuela—, ha establecido varias nuevas rondas de sanciones contra la nación venezolana.

Las autoridades venezolanas por su parte han denunciado en reiteradas ocasiones las medidas hostiles del país norteamericano hacia la nación caribeña y las califican de “crimen de lesa humanidad”, pues están repercutiendo negativamente en la población. De hecho, según un estudio elaborado en abril, las sanciones impuestas desde agosto de 2017 contra Caracas por Washington han ocasionado la muerte de unas 40 000 personas.

Redacción LechuguinosHispanTV

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here