Compartir
  • 2
    Shares

Entre dimes y diretes se la viven los integrantes de la derecha maltrecha que ya no soportan más las mentiras de sus dirigentes, tanto es así que ya varios han hecho público y notorio el despelote que se vive ahí dentro. El propio Roberto Enríquez, presidente de un partido que hace años no ve luz, Copei, confesó que dentro de las líneas de la oposición existen “duendecillos diabólicos que quieren reventar la Unidad y dividirla”.

Por su parte, el amo de las autofotos desagradables, Diego Arria, cree que la MUD está tratando de mantener al Presidente electo Nicolás Maduro en Miraflores. Más bien sabe que no tienen las facultades para tomar las riendas de la Patria de Bolívar.

El país está cansado de las mentiras de la MUD que ya no hace ni falta empujarla para que se caiga, está tambaleante y más chueca que nunca.

 

Redacción Lechuguinos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here