Analista de derecha del diario español El País acabó a Juan Guaidó
Foto: Lechuguinos.com

El analista del diario español El País, Juan Jesús Aznárez, le dio con todo a Guaidó, por su rotundo fracaso golpista.

El analista de derecha Juan Jesús Aznárez, en su más reciente artículo titulado “El aturdimiento de Guaidó”, aseveró que el dirigente ultraderechista, Juan Guaidó, con la salida del poder en los Estados Unidos del magnate Donald Trump, ahora queda “colgado de la brocha” (en una situación muy comprometida o muy incómoda), pues su arropamiento internacional será aún más difícil.

“Guaidó se queda colgado de la brocha. Su arropamiento internacional será más difícil sin un Trump que lo proteja. La Unión Europea ya ha empezado a marcar distancias. No se refiere a él como presidente encargado sino como líder opositor. Por algo se empieza cuando, por costes políticos, no puede reconocerse que tropieza porque siempre actúa a remolque del presidente de Estados Unidos”, indicó el articulista.

Aznárez, en este sentido, señaló que “el trastornado jefe de la Casa Blanca y una temeraria agrupación antichavista” se habrían encargado de venderle al mundo un “caramelo envenenado” (en este caso Juan Guaidó). Calificó al expresidente de la Asamblea Nacional (AN) como “un presidente de Venezuela sacado de la manga, aceptado internacionalmente porque lo respaldaba el imperio y porque el despótico rumbo del régimen bolivariano era indefendible, una pieza a batir”.

“El hombre que amagaba con invadir Venezuela en nombre de la libertad y la democracia se marcha emporcándola, arrastrado de los pelos; el líder venezolano se queda colgado de la brocha”, destacó quien es considerado como uno de los principales cerebros del grupo empresarial Prisa.

El analista aseguró que la oposición representada por Guaidó perdió mucho tiempo y mucho capital político luego de decidir plegarse a las fracasadas maniobras de Trump, del representante de EEUU ante Venezuela Elliott Abrams, del exconsejero de Seguridad Nacional John Bolton, del senador republicano Marco Rubio y del exdirector del Consejo de Seguridad Nacional en la Casa Blanca Mauricio Claver-Carone.

“El intervencionismo militar de Estados Unidos no se produjo para contrariedad de quienes lo consideran inevitable para desalojar el Palacio de Miraflores. Su sugerencia, hace tres años, tuvo el efecto de compactar a los chavistas y detener en seco los tanteos negociadores entre el régimen y un abanico opositor. Apostando por el empujón castrense, los extremistas nada hicieron para sumar fuerzas con Capriles y otras individualidades y apuntalar el ariete más temido y eficaz contra el Gobierno: la unidad antigubernamental”, consideró Aznárez.

El escritor aseguró que Guaidó habría llamado de forma insistente al presidente electo de los Estados Unidos, Joe Biden, pero este no le habría contestado. “Trascendió que Guaidó llamó insistentemente a Biden pero el electo no contestó. Al derrumbarse el mando republicano se derrumban monopolios, planes y tejemanejes opositores financiados por el Tesoro americano y las fortunas de exfuncionarios venezolanos en busca y captura por el chavismo, más por traidores a la causa que por ladrones, un oficio antiguo en la petrolera nacional”, subrayó.

Finalmente, Aznárez destacó que Trump ha sido derrotado por la “cronicidad de sus calenturas” y la oposición venezolana por “los personalismos y el menosprecio del poder chavista”.

“No sin razones, Maduro declaró que el mérito de haber pulverizado a la oposición correspondía a Trump y Guaidó, fabricado con engaños, redes sociales y mucho dinero”, concluyó el analista.