Luis Arce promete restablecer lazos de Bolivia con Venezuela y Cuba

El presidente electo de Bolivia, Luis Arce, promete reconducir la política exterior boliviana, restableciendo lazos con Venezuela y Cuba.

En una entrevista concedida a la agencia española de noticias Efe, el presidente virtual de Bolivia, Luis Arce, criticó las políticas del gobierno de facto de Jeanine Áñez, como consecuencia de las cuales quedaron deterioradas las relaciones del país con naciones como Venezuela, Cuba, Irán, Rusia y China y asegurro que reestablecerá los lazos con estas naciones.

“Nosotros vamos a restablecer todas las relaciones”, prometió Arce, manifestándose dispuesto a “abrir la puerta a todos los países”.

Al emitir sus declaraciones, enfatizó que el único requisito para el restablecimiento de los nexos entre Bolivia y otros países es que estos respeten la soberanía boliviana. “Si eso es así, no tenemos ningún problema”, agregó.

Acusó a la golpista Áñez de deteriorar la situación sanitaria en Bolivia en plena pandemia del nuevo coronavirus, causante de la COVID-19, por haber “privado al pueblo boliviano del acceso a la medicina cubana, a la medicina rusa, a los avances en China”.

En este mismo sentido, arremetió contra el gobierno de facto boliviano por “exponer a la población de manera innecesaria y prejudicial” por un “tema netamente ideológico”.

Efectivamente, tras la autoproclamación de Áñez como presidenta interina tras el golpe de Estado contra el entonces mandatario Evo Morales, se deterioraron severamente las relaciones diplomáticas de Bolivia con varios países que salieron en defensa de Morales y criticaron la conducta de Áñez.

Áñez anunció la ruptura de las relaciones diplomáticas con Venezuela en noviembre de 2019, acusando al Gobierno de Nicolás Maduro de “injerencias” en los asuntos internos de Bolivia.

Poco más tarde, en enero de 2020, suspendió los lazos diplomáticos con Cuba por lo que llamaba la “hostilidad y constantes agravios”. De hecho, La Habana, desde la autoproclamación de Áñez, le había criticado por el “servilismo” hacia Estados Unidos, denunciando el hostigamiento contra los trabajadores de salud cubanos en este país suramericano.

Tras las elecciones del domingo en Bolivia, de las que salió electo Luis Arce —aunque aún se espera a que se concluya el conteo final de las actas—, muchos países, incluidos Cuba y Venezuela, felicitaron al Movimiento al Socialismo (MAS) por haber recuperado las urnas y asestado un golpe a la hegemonía de EE.UU., país que respaldó el golpe de Estado orquestado por la oposición contra Morales.