Banco suizo asegura que económica venezolana va en crecimiento

El banco suizo, Credit Suisse, aseguró que economía venezolana cerrará 2021 con un crecimiento y pronostica que mejores continuarán en 2022.

El banco suizo de inversión Credit Suisse proyecta que la economía venezolana crecerá este año en 5,5%, lo que constituye un incremento de 1,5 puntos porcentuales con respecto a su proyección previa, reseña Banca y Negocios citando el más reciente informe de la institución financiera suiza.

El portal especializado destaca que sería la primera vez desde 2013 que el Producto Interno Bruto Nacional registraría cifras positivas.Además, se prevé que la economía nacional continuará creciendo en 2022, aunque a un ritmo ligeramente menor –4,5%–, aunque también superior al que habían previsto los especialistas, que era próximo al 3%.

Para Credit Suisse, este escenario optimista es la combinación de factores ya conocidos como «el efecto positivo sobre los ingresos de los altos precios del petróleo y el uso generalizado de las divisas en las actividades cotidianas», más el efecto positivo de las negociaciones entre el gobierno y la oposición extremista, así como la decisión de este sector de participar en unos comicios desde hace por lo menos tres años.

Banca y Negocios, estas proyecciones podrían ser indicio de que la economía venezolana está entrando en «una nueva fase» y en ese orden, se refiere que el banco suizo estima que para el venidero año se estabilizará la producción petrolera y el PIB no petrolero crecerá aproximadamente 4%.

Credit Suisse advierte que «aunque la movilidad parece mayor que en el resto de la región (en relación con los niveles anteriores a la pandemia), el crecimiento de Venezuela probablemente será inferior al de Latinoamérica en 2021».

Inflación hacia abajo y balanza de pagos con saldo positivoTambién han proyectado que «es probable que la alta inflación persista, a pesar de la decisión del gobierno de eliminar seis ceros del bolívar», incluso a pesar de que desde «hace tiempo» han determinado que «la inflación del bolívar ya no tiene el impacto en la actividad real que tenía en el pasado».

A pesar de ello, la firma ha optado por revisar su pronóstico inflacionario de 2021 y lo ajustó a 915% –de un valor previo de 1.950%–, al tiempo que el valor proyectado al cierre de 2022 orbita en torno a 800%.

De acuerdo con los escenarios proyectados por Credit Suisse, la balanza de pagos también mejorará «en el corto plazo», principalmente debido a la «estabilización de la producción petrolera», lo que podría reportarle al país ingresos en el orden de los 15.000 millones de dólares en exportaciones «aún con sanciones», mientras que las importaciones podrían ascender a la mitad de ese monto.

Así, si se añaden «la cuenta comercial de mercancías, más algunos otros miles de millones procedentes de las remesas, es probable que inclinen la balanza por cuenta corriente hacia un superávit de 3.400 millones de dólares», sentencia el banco de inversiones suizo.