Congresistas piden a Biden que suprima la venta de armas a Israel
Foto: Lechuguinos.com

Congresistas demócratas de EE.UU. presentan una resolución para detener la venta de armas al régimen de Israel en medio de sus bombardeos a Gaza.

El lunes pasado, el diario The Washington Post reveló que el presidente de EE.UU., Joe Biden, ha aprobado la venta de armas guiados de precisión por un valor de 735 millones de dólares a Israel. El controvertido plan fue ratificado en medio del aumento de la agresión militar israelí contra la Franja de Gaza, por lo que provocó una condena generalizada de los defensores de los derechos humanos.

Entretanto, varios legisladores demócratas, liderados por Alexandria Ocasio-Cortez (representante por Nueva York), que exigen a Biden que presione a Israel para que ponga fin a su ofensiva contra el sitiado enclave costero palestino, presentaron el miércoles una resolución en busca de prohibir la venta de armas a Israel.

“Estados Unidos no debería aprobar la venta de armas a Israel mientras [el régimen de Tel Aviv] despliega nuestros recursos para bombardear a los medios de comunicación internacionales, escuelas, hospitales, misiones humanitarias y sitios civiles”, dijo Ocasio-Cortez en un mensaje publicado el mismo miércoles en la red social Twitter.

La congresista estadounidense subrayó que ya es hora de terminar con la política estadounidense de venta incondicional de armas militares, especialmente a aquellos que violan los derechos humanos.

Tras denunciar que Washington ha vendido millones de dólares en armas a Israel durante décadas sin exigirle que respete los derechos básicos de los palestinos, Ocasio-Cortez dijo que el país norteamericano ha provocado directamente la muerte, el desplazamiento y la privación de derecho a voto de millones de personas.

Además de Ocasio-Cortez, la iniciativa está siendo promovida por los representantes Mark Pocan (Wisconsin), Rashida Tlaib (Michigan), Cori Bush (Missouri), Betty McCollum (Minnesota), Ayanna Pressley (Massachusetts), Ilhan Omar (Minnesota), Pramila Jayapal (Washington) y André Carson (Indiana).

Por su parte, Omar describió la venta de armas de Estados Unidos a Israel como una luz verde para una escalada continua y subrayó que esta medida socava cualquier intento de negociar un alto el fuego entre las fuerzas israelíes y los grupos de la Resistencia palestina.

Desde el 10 de mayo de este año en curso, el ejército israelí y los grupos de la Resistencia palestinos en la Franja de Gaza se hallan enfrascados en un grave conflicto a raíz de las políticas represivas del régimen israelí contra los palestinos en Al-Quds (Jerusalén), así como por la orden de desalojo de las familias palestinas del barrio de Sheij Yarrah, en la misma ciudad.

Mientras la comunidad internacional pide a Israel poner fin a la violencia, EE.UU., un aliado histórico del régimen de Tel Aviv, desoyendo a una parte de la sociedad civil y política estadounidense que reclama una condena por parte de la Casa Blanca a las agresiones israelíes, así como el fin de su respaldo a los sionistas, ha vuelto a tomar partida por Israel transmitiéndole su apoyo “inquebrantable” a las autoridades israelíes en medio del aumento de sus ataques indiscriminados contra los palestinos.