Uribe es investigado por presunta manipulación de testigos, en un caso que involucra a exparamilitares y al abogado Diego Cadena, y que perjudicó a Iván Cepeda.

En un hecho histórico en Colombia, por primera vez un expresidente de la República es cobijado con medida de aseguramiento. La decisión recae sobre Álvaro Uribe Vélez y fue tomada por la Corte Suprema de Justicia, bajo cargos de manipulación de testigos.

Así reaccionó el narcoparaco a la medida de aseguramiento domiciliaria:

El proceso por el que es investigado el ahora senador Uribe Vélez inició en 2012, cuando denunció al congresista Iván Cepeda por supuestamente pedir a exparamilitares testificar en su contra a cambio de beneficios.

En 2018, sin embargo, la Corte Suprema de Justicia archivó esta investigación contra Cepeda y abrió indagación al exmandatario por presunta manipulación de testigos.

¿La razón? Hubo sospechas de que las cosas fueron al contrario, que con sobornos, aparentemente, se buscó enlodar a Cepeda. Así las cosas, el congresista del Polo Democrático pasó de ser acusado a convertirse en víctima.

Por tal proceso, Uribe Vélez acudió a indagatoria el 8 de octubre de 2019. Allí negó cualquier responsabilidad, como todo cobarde que es el narcoparaco de la motosierra como es conocido en Colombia.