La derecha peruana insiste en un golpe parlamentario contra Pedro Castillo con la aprobación de una ley que limita sus facultades y allana el camino a su destitución por “incapacidad moral”.

La derecha peruana insiste en un golpe parlamentario contra Pedro Castillo con la aprobación de una ley que limita sus facultades y allana el camino a su destitución por “incapacidad moral”.

El Congreso peruano es de mayoría opositora y aprobó una cuestionada ley que limita las facultades de Pedro Castillo frente al Congreso, que en esta oportunidad va dirigida directamente a la prohibición de utilizar el “pedido de voto de confianza”.

De esta forma el presidente no podrá respaldar su propuesta para una reforma constitucional e impulsar un referendo para elegir una Asamblea Constituyente y cambiar la Constitución del dictador Alberto Fujimori.

Sin embargo, la ley no modifica las facultades del Congreso frente al Gobierno, como la de destituir al presidente por “incapacidad moral”.

La incapacidad moral en Perú puede aplicarse a través de un proceso que solo dura un par de días y sin necesidad de un juicio político; solo necesita dos tercios de votos dentro del Congreso.

Antes, el Gobierno tenía la facultad para pedir una cuestión de confianza si consideraba que el Congreso obstruye su trabajo; y en caso que este voto se le negara 2 veces quedaba habilitado para disolver el Congreso y llamar a elecciones legislativas.