Duque otorgó a dedo millonario contratos un hacker condenado por estafa en EEUU

El ex convicto hacker colombiano Carlos Escobar Marín, recibió a dedo un contrato bastante generoso por parte de Duque.

La delincuencia electrónica progresa en Colombia. La organización forense sueca Qurium, sin ánimo de lucro y especializada en seguridad informática, descubrió que el ex convicto hacker colombiano Carlos Escobar Marín –natural de Pereira– dirige una dinámica empresa de servicios de guerra sucia y suplantación de identidades en redes sociales y aplicaciones de mensajería digital y comunicaciones. Entre los beneficiarios de sus servicios figuran Jaime Lombana Villalba, abogado del ex presidente y ex senador Álvaro Uribe, que también es cliente, así como el narcotraficante y paramilitar Carlos Mario Jiménez, alias “Macaco” y el gobierno de Colombia al ando de Iván Duque.

La organización para la guerra sucia y noticias falsas del hacker contratado por Duque Carlos Escobar opera en Colombia al menos desde 2008, de acuerdo con los hallazgos de los forenses.

El 7 de agosto de 2018 Escobar fue uno de los invitados en la restringida ceremonia de posesión del presidente Iván Duque. Además, durante el evento estuvo difundiendo información a través de sus redes.

La Nueva Prensa estableció de manera independiente que el 6 de diciembre de 2019 Iván Duque le concedió a Escobar Marín un contrato gubernamental por valor 899 millones 640 mil pesos, con una duración de cuatro días solamente (224.9. millones diarios). Lo adjudicó sin concurso la Agencia Nacional de Seguridad Vial, del Ministerio de Transporte. Escobar actuó en este caso a través de su empresa Prasidium S.A.S., en la que tiene por socio a José Raúl Ramírez Chavarro. La ejecución final y pago total se pactó para el siguiente 10 de diciembre de 2019. El objeto del contrato (número 133 de 2019) fue “Prestar los servicios para la creación, ejecución, pauta y estrategia en redes sociales de la campaña ´EN NAVIDAD EL MEJOR REGALO ES LLEGAR BIEN A CASA´”.

La primera revelación sobre este negociado la hizo el periodista Daniel Coronell, también víctima de Escobar Marín.    Antes de emprender sus servicios de guerra sucia en Colombia , Escobar fue condenado y estuvo preso en Estados Unidos por conspirar contra Bank of America para cometer fraude con tarjetas de crédito y tiene prohibición judicial en este país para actuar a través de la red.

Pese a ello, posee más de 300 dominios detectados por los forenses de Qurium. Cuando cayó preso en Tampa, Florida, usaba la identidad falsa de Walter Frank Pérez y luego lo condenó una corte federal de Carolina del Norte.

El servidor de Carlos Escobar se encuentra en Estados Unidos a pesar de la prohibición de usar Internet por los delitos que cometió contra la base de datos de Bank of America.

Escobar Marín suplanta dominios genuinos y lícitos de los cuales roba sus diseños y usa sin permiso los nombres de autores que escriben en portales legítimos. Dos víctimas recientes de este accionar dedicado a crear páginas paralelas ilícitas son www.lanuevaprensa.com.co y www.losdanieles.com.

En las suplantaciones que haceel Hacker de Duque publica principalmente textos y fotografías adulteradas que atribuye a firmas de reconocidos periodistas y comentaristas, a quienes hace pasar por autores de los infundios.

Escobar también crea cuentas paralelas de Twitter que pertenecen a personas que él se encarga de falsear, atacar y denigrar.

Una de las cuentas de Twitter que más ha utilizado Escobar es @Dr__Fausto (ligada a un dominio suyo), que ha estado al servicio, entre otros, del senador José Obdulio Gaviria, primo hermano del narcotraficante Pablo Escobar Gaviria e ideólogo oficial de Álvaro Uribe.

Con información de la Nueva Prensa de Colombia