Irán y Venezuela evalúan incrementar la cooperación económica bilateral
Foto: Lechuguinos.com

Irán deja claro que sus relaciones con Venezuela no tienen nada que ver con ningún tercer país y se basan en intereses mutuos de las dos naciones.

“El tema de los nexos Irán-Venezuela no está relacionado con ningún tercer país y se ha ido consolidando desde hace años. Por supuesto, debido a la independencia de ambos países, este vínculo ha sido atacado por Estados Unidos”, ha afirmado este lunes el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Irán, Said Jatibzade, en su primera rueda de prensa.

El diplomático persa ha enfatizado que el comercio bilateral entre Teherán y Caracas se desarrolla en el marco de los intereses mutuos y los principios de la política exterior de ambos lados.

Jatibzade ha aprovechado la ocasión para rechazar las alegaciones sin fundamento de Estados Unidos sobre la incautación de cuatro barcos que transportaban el combustible iraní a Venezuela.

“Las falsas acusaciones de Estados Unidos coincidieron con el momento en que querían presentar una resolución del embargo de armas en el Consejo de Seguridad, por lo que habían comenzado una guerra psicológica”, ha apostillado.

Fue una pura piratería, pero ni el barco ni los cargamentos pertenecían a Irán, ni siquiera la embarcación navegaba bajo la bandera del país persa: “Una vez más ellos se mintieron a sí mismos”, ha hecho hincapié el vocero de la Cancillería iraní.

El Departamento de Justicia de EEUU informó el 14 de agosto, mediante un comunicado, que incautó cuatro buques cisterna, con “aproximadamente 1116 millones de barriles de petróleo”, y afirmó que los petroleros eran iraníes y que transportaban combustible a Venezuela.

El ministro iraní de Petróleo, Biyan Namdar Zangane, declaró en respuesta que los cargamentos incautados no pertenecen a Irán y se trata de la gasolina iraní que se había vendido a Venezuela.

El canciller iraní, Mohamad Yavad Zarif, descartó, a su vez, que los petroleros incautados fueran propiedad iraní y dijo que las autoridades estadounidenses recurren a una “propaganda vacía” para encubrir su “trágico fracaso” sobre el embargo de armas a Irán.

En el marco de la alianza estratégica Teherán-Caracas, Irán envió en mayo a Venezuela cinco barcos cisterna cargados con 1,53 millones de barriles de gasolina y aditivos para abastecer a la nación suramericana sumida en una fuerte escasez de combustible, como resultado de las sanciones ilegales de EEUU.

Las autoridades iraníes afirman que Teherán seguirá brindando su apoyo a la nación venezolana frente a la campaña de la Administración estadounidense, presidida por Donald Trump, para derrocar el Gobierno de Nicolás Maduro sea como sea.

Redacción Lechuguinos-HispanTV