Italia pide a la Unión Europea aprobar lo antes posible la vacuna Sputnik V

Italia, urge a la Unión Europea aprobar la vacuna rusa anti-Covid Sputnik V, para atender a la población de ese país.

El ministro de Sanidad de Italia, Roberto Speranza, llamó a la Unión Europea a autorizar lo antes posible la vacuna anti-COVID Sputnik V, desarrollada por el Centro de Epidemiología y Microbiología Nikolái Gamaleya de Rusia.

«Empezamos a usar las vacunas de AstraZeneca, Pfizer y Moderna solo después de que la EMA (Agencia Europea del Medicamento) y la AIFA (Agencia italiana del fármaco) dijeran que eran seguras y efectivas. Espero que hagan lo mismo con la vacuna Sputnik V lo antes posible», dijo Speranza al canal televisivo Rai 3.

El ministro remarcó que le interesa poco la nacionalidad de los científicos que desarrollaron las vacunas.

«Estoy abierto a las vacunas provenientes de Rusia, así como a otras que aparezcan en el mundo, lo único que importa es que las verificaciones y los controles que deben realizar las agencias den buenos resultados», señaló.

Speranza se suma así a las otras voces que urgen al uso de Sputnik V para frenar la propagación de COVID-19 en el país.

A principios de febrero, Franco Locatelli, presidente del Consejo Superior de Sanidad de Italia, calificó de interesantes los datos de la fase III del ensayo clínico del fármaco de Gamaleya contra el coronavirus y llamó a «evaluar el perfil de seguridad y eficacia a través de los análisis rigurosos» sin ningún tipo de prejuicios.

La consejera de bienestar de Lombardía, Letizia Moratti, pidió al Ministerio de Sanidad la autorización para utilizar la vacuna Sputnik V que consta de dos dosis que se aplican con un intervalo de 21 días. La primera se basa en el adenovirus humano tipo 26 y la segunda, en el adenovirus humano recombinante del tipo 5.

El Instituto de enfermedades infecciosas Spallanzani de Roma, uno de los más prestigiosos del país, confirmó la efectividad del medicamento ruso de más de 91%.

El 29 de enero, el Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF), entidad encargada de la comercialización de la vacuna Sputnik V, solicitó a la Unión Europea la autorización, lo que dio inicio al proceso de evaluación que se conoce como rolling review por parte de la Agencia Europea del Medicamento (EMA).

Algunos países de la Unión Europea, en concreto Hungría y Eslovaquia, decidieron no esperar la luz verde de la EMA y aprobaron la inoculación. Eslovaquia se aseguró dos millones de dosis de Sputnik V y ya recibió el primer lote.

Sputnik V está aprobada ya en 46 países de América, Asia, Europa y África.