James Story amenaza con nuevas sanciones para Venezuela

Desquiciado por el diálogo en México, James Story amenaza con nuevas sanciones en contra del pueblo de Venezuela.

Como es usual, el supuesto embajador de Estados Unidos en Venezuela, James Story, emitió una serie de declaraciones injerencistas sobre el desarrollo de la segunda jornada de la mesa de diálogo entre Gobierno y las oposiciones que tuvo lugar el pasado fin de semana en México, y que dio como resultado la firma de los primeros acuerdos.

Ante lo que parecen ser patadas de ahogado, Story señaló que impulsa, junto a lo que él llama la comunidad internacional, la imposición de nuevas sanciones al pueblo venezolano en caso de que estas conversaciones no generen los resultados que al régimen gringo espera.

“Siempre trabajamos en conjunto con todos los países de la comunidad internacional, es sensato hacerlo de esa manera, pero también estamos trabajando con ellos sobre nuevas sanciones en caso de que no haya resultados positivos en la mesa de negociación”, explicó Story desde Colombia.

Se atrevió además a enviar una amenaza al ejecutivo nacional: “Deben ponerse serios, nosotros también somos serios en revisar las sanciones en caso de que haya cambios significativos y también en colocar otras sanciones en caso de que no”.

En declaraciones a un medio de comunicación internacional, el funcionario gringo pareciera enviar órdenes a los representantes de los factores de la derecha, al señalar que ellos consideran que “el objetivo es que no haya presos políticos, censura, represión, que no existan partidos políticos inhabilitados y que hayan elecciones presidenciales y parlamentarias libres, justas y verificables”.

Dijo además que, a pesar de la pérdida de popularidad y apoyo tanto entre los seguidores de las oposiciones en Venezuela como en el exterior, el régimen estadounidense seguirá insistiendo en que Juan Guaidó es el presidente de Venezuela.

“Reconocemos al presidente interino Juan Guaidó y a la Asamblea Nacional de 2015 como la única institución legítima en el país. Nada cambia que la elección de mayo de 2018 fue fraudulenta, al igual que la del 6 de diciembre de 2020”, afirmó.

Remató, además, señalando que el hecho de que los factores de la derecha decidieran participar en las megaelecciones del próximo 21 de noviembre, no significa que reconozcan ni a las nuevas autoridades del Consejo Nacional Electoral (CNE), ni a la Asamblea Nacional electa por el pueblo el año pasado.

“El participar en el evento del 21 de noviembre no es decir que reconocen la Asamblea Nacional de 2021, ese fue un fraude, ni siquiera indicar que reconoce al CNE que es fruto de esta Asamblea Nacional”, dijo.

Story señaló que “hay personas dentro del CNE que están haciendo todo lo posible para obtener condiciones. Hay partidos políticos inhabilitados, hay presos políticos, personas inhabilitadas, hay represión, no acceso a los medios de comunicación”.

Criticó que funcionarios del gobierno le expliquen al pueblo los alcances del diálogo en México. “Todos los días Maduro está en su programa o en su cadena hablando sobre la negociación, hablando sobre las elecciones, las 15 personas que ven al Mazo Dando también hablando sobre esos temas, mientras la oposición no tiene acceso a esos programas, no tienen acceso a esos medios de comunicación grandes, entonces la cancha de juego no es plana, está bastante desequilibrado en el momento. Esa es la lucha para que tengan condiciones mínimas”, afirmó.