Foto: Lechuguinos.com

No conforme con ser un charlatán de oficio, ahora el vampiro Antonio Ledezma decidió meterse a escritor e inventó un libro para contar sus «experiencias» mientras estuvo privado de libertad por estar involucrado en conspiraciones para derrocar al presidente Nicolás Maduro.

En el libro escrito en el exilio dorado en donde permanece Antonio Ledezma, gracias al dinero robado a todos los venezolanos, intenta reforzar la campaña internacional que busca señalar, falsamente, al Gobierno Revolucionario de violaciones de Derechos Humanos.

Entre los desvaríos de este senil prófugo de la justica asegura que antes de la Revolución el Helicoide era “un centro comercial, conocido en todo el mundo, una atracción turística que hasta el magnate Nelson Rockefeller quiso comprar”, obviando que esa instalación fue un gran elefante blanco que iniciaron los gobiernos de la cuarta República y nunca terminaron.

Además, habla de supuestas torturas y vejaciones hacia otros prisioneros pero sin presentar alguna prueba más allá de su senil imaginación.