En uno de sus paseos como un personaje “rico y famoso”, el prófugo de la justicia, Leopoldo López, sostuvo un encuentro con un grupo de “venezolanos” radicados en Miami a quienes pidió fortalecer sus acciones (y súplicas al imperialismo) para atacar a nuestro país.

En este sentido, Leopoldo López, y los “migrantes” desarrollaron propuestas enfocadas en buscar la manera de fortalecer sanciones en contra de Venezuela, las mismas que limitan las capacidades del país para adquirir alimentos, medicinas y otros elementos necesarios para la atención a la población.

“Considero que las sanciones contra las autocracias son una herramienta que debe ser utilizada (…) En Venezuela, las sanciones sí funcionan y son una herramienta para seguir presionando a Maduro y forzar una negociación seria que permita una transición democrática en Venezuela lo antes posible.”, expresó López.

Asimismo, en un nuevo acto de descaro López expresó “su dolor” por las situaciones que tiene  que vivir los migrantes, obviando que muchas de estas movilizaciones de compatriotas han sido provocadas por el sufrimiento que las sanciones que defiende este fantoche ha causado a nuestro pueblo.