luis vicente leon abstención
Foto: Lechuguinos.com

Además de la cantidad de delitos que se desprenden de dicha acción, Luis Vicente León asegura que Operación Gedeón termino de acabar a la oposición.

Luis Vicente León fue claro y mediante su cuenta en la red social Instagram, hizo un completo análisis de los resultados de la Operación Gedeón, que además de un compendio de delitos que se cometieron, considera que esta acción terrorista, terminó de acabar lo que quedaba de oposición.

“Toda acción política tiene consecuencias sobre el líder, que dependen del éxito o fracaso de la misma. La operación Gedeón fue un fracaso integral, no sólo por su resultado, sino por su diseño original impresentable. Para Guaidó, como líder de la oposición, es casi imposible salir ileso en términos de popularidad, más allá de su nivel personal de involucramiento”, publicó León

Además aseguró que “la acción ocurrió, dos de sus comisionados reconocieron firmar un contrato de 41 páginas y tres anexos y aunque intenten hacer control de daños, el nivel de especificidad incluye una oferta de pago con recursos públicos de 215 millones de dólares, sin autorización de la AN Sin entrar al debate sobre la metodología para provocar un cambio, aquí que se produjo la firma de un documento que sustenta una oferta aparentemente ilegal de recursos públicos, que algunos considerarán más que una conspiración política, una para un acto ilegal, hecha en territorio norteamericano, donde muchos de los actores involucrados estarán interesados en un juicio, con juez americano, en el que la información será pública y estremecedora”.

Asimismo Luis Vicente León considera que aunque intente salvarse a Guaidó “no hay forma de que no le afecten las fracturas internas opositoras, que ya se dejan ver el piquito en la declaración oficial de Primero Justicia, el debilitamiento de imagen por el manejo inexacto y volátil de la información y las posibles implicaciones del debate legal en Estados Unidos, donde los familiares de los detenidos americanos en Venezuela, los mismos mercenarios y el propio gobierno de Maduro (quien probablemente también jugó un rol “estimulante” de la locura) serán protagonistas bulliciosos”.

Asimismo León considera que esta acción desesperada de Guaidó por derrocar al legítimo Gobierno de Nicolás Maduro, fue lo que terminó de acabar a la oposición, o lo que quedaba de ella.

“Me parece que aquí hay ahora muchas incertidumbres, pero hay una certeza, incómoda y triste. La oposición parece haber agotado, perceptualmente, las rutas electorales, de protesta, de negociación, de sanciones internacionales, de invasión extranjera y ahora de mercenarios. Con este lastre, creo que su objetivo inmediato ya no puede ser el cambio de gobierno sino cambio interno para rescatar la magia, la esperanza y la articulación y, entonces, volver a replantear su lucha”, puntualizó.

View this post on Instagram

Toda acción política tiene consecuencias sobre el lider, que dependen del éxito o fracaso de la misma. La operación Gedeon fue un fracaso integral, no sólo por su resultado, sino por su diseño original impresentable. Para Guaidó, como líder de la opo, es casi imposible salir ileso en términos de popularidad, más allá de su nivel personal de involucramiento. La acción ocurrió, dos de sus comisionados reconocieron firmar un contrato de 41 paginas y tres anexos y aunque intenten hacer control de daños, el nivel de especificidad incluye una oferta de pago con recursos públicos de 215 millones de dólares, sin autorización de la AN Sin entrar al debate sobre la metodología para provocar un cambio, aquí que se produjo la firma de un documento que sustenta una oferta aparentemente ilegal de recursos públicos, que algunos considerarán más que una conspiración política, una para un acto ilegal, hecha en territorio norteamericano, donde muchos de los actores involucrados estarán interesados en un juicio, con juez americano, en el que la información será pública y estremecedora. Es un Maná del cielo a Maduro, pues aunque creo personalmente que Guaidó no tiene nada que ver en esta operación, no hay forma de que no le afecten las fracturas internas opositoras, que ya se dejan ver el piquito en la declaración oficial de Primero Justicia, el debilitamiento de imagen por el manejo inexacto y volátil de la información y las posibles implicaciones del debate legal en Estados Unidos, donde los familiares de los detenidos americanos en Vzla, los mismos mercenarios y el propio gobierno de Maduro (quien probablemente también jugó un rol “estimulante” de la locura) serán protagonistas bulliciosos. Me parece que aquí hay ahora muchas incertidumbres, pero hay una certeza, incómoda y triste. La oposición parece haber agotado, perceptualmente, las rutas electorales, de protesta, de negociación, de sanciones internacionales, de invasión extranjera y ahora de mercenarios. Con este lastre, creo que su objetivo inmediato ya no puede ser el cambio de gobierno sino cambio interno para rescatar la magia, la esperanza y la articulación y, entonces, volver a replantear su lucha.

A post shared by Luis Vicente Leon (@luisvleon) on

Redacción Lechuguinos