López Obrador: México no es “pelele” de Estados Unidos

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, aceptó que su país sea sede del diálogo entra la oposición y el Gobierno de Venezuela.

Andrés Manuel López Obrador, aceptó que México sirva como sede para las reuniones entre el Gobierno y la oposición venezolana, con el fin que exista un entendimiento entre las partes.

«Me acaba de informar el secretario de Relaciones (Exteriores, Marcelo Ebrard) que a propuesta de Noruega, se propone que México sea sede para llevar a cabo estas negociaciones; nosotros aceptamos, porque lo que buscamos es que haya diálogo y acuerdos entre las partes», dijo el presidente en conferencia de prensa.

Aunque no precisó la fecha exacta del inicio de las reuniones, como parte del proceso, varios medios de comunicación han señalado que el primer encuentro se tiene previsto para el próximo 13 de agosto.

El 4 de agosto el diputado venezolano Javier Bertucci confirmó a Sputnik que la delegación de Noruega propuso al Gobierno y a la oposición venezolana que la mesa de diálogo se instale el 13 de agosto en México.

«Sí van a llevarse a cabo esas platicas (entre el Gobierno de Venezuela y la oposición) y nosotros pues ayudamos para que nuestro país sea la sede de estas conversaciones», añadió López Obrador sin dar detalles sobre posibles fechas de inicio.

Redacción Lechuguinos/ con información de Sputnik