Creador de la vacuna de Pfizer pronostica que pandemia durará hasta mediados de 2022

Pfizer y BioNTech, sufrieron un revés, luego que dos personas que recibieron la vacuna contra Covid-19 en EEUU murieran.

Dos personas que recibieron la vacuna contra la COVID-19 de las empresas Pfizer y Biontech, murieron tras ser inoculadas, según consta en documentos de la Administración de Medicamentos y Alimentos de EE.UU. (FDA, en inglés).

“Un total de seis personas [dos con vacunas, cuatro con placebos], de las 43.448 que participaron [de las pruebas, 0,01%], murieron entre el 29 de abril de 2020 [primera participación] y el 14 de noviembre”, fecha en que culminaron las pruebas, informó la FDA en un documento, reportado por la agencia de noticias Sputnik en su portal web en español.

Ambos receptores de la vacuna tenían más de 55 años, según los documentos. Uno de los pacientes experimentó un paro cardíaco 60 días después de recibir una segunda dosis de la vacuna y murió tres días después. El otro, con obesidad inicial y aterosclerosis preexistente, murió tres días después de recibir una primera vacuna.

El texto fue dado a conocer previo a una reunión del Comité Consultivo prevista para este próximo 10 de diciembre cuando tienen previsto discutir la autorización para el uso de emergencia de las vacunas contra la COVID-19.

Sin embargo, la FDA afirmó que los cerca de 38.000 ensayos clínicos de la vacuna contra la COVID-19 desarrolladas por las empresas Pfizer y BioNTech, muestran que esta no supone una preocupación que pueda impedir su autorización para ser utilizada de emergencia.

“Los datos de seguridad de aproximadamente 38.000 participantes (…) con una media de dos meses de seguimiento luego de la segunda dosis, sugieren un perfil de seguridad favorable, sin que se identifiquen preocupaciones de seguridad específicas que puedan impedir su emisión”, consignó la FDA en un comunicado.

Los participantes eran de 16 años o más, y fueron elegidos aleatoriamente uno a uno, para recibir vacuna y placebo respectivamente.

El documento de la FDA, divulgado previo a una reunión prevista para este jueves sobre el uso de emergencia de la vacuna en EE.UU., concluye que el estudio “cumple con los criterios de éxito preestablecidos”.