Foto: Lechuguinos.com
Compartir
  • 726
    Shares

Un gringo de visita en Colombia llamó a Julio Borges y este tuvo que parar firma de acuerdo por presiones

Pasó en Dominicana, la reunión del diálogo iba viento en popa y cuando se disponían a firmar el acuerdo, sonó el famoso telefonito que mandaba a parar a la derecha venezolana para que no se realizara dicho pacto.

La llamada la recibió Julio Borges directamente de un gringo de visita en Colombia y este le afirmó que no debían firmar nada ya que la única salida es una invasión militar en Venezuela.
Borges volvió a la mesa y ante la mirada atónita de Rodriguez Zapatero y Danilo Medina dijo que no iban a firmar absolutamente nada luego que se habían puesto de acuerdo y se disponían a plasmar las rúbricas de la paz.
Las presiones y el financiamiento gringo pudo más que esa vergonzosa y triste derecha venezolana

 

Redacción lechuguinos 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here