Foto: Lechuguinos.com
Compartir
  • 152
    Shares

El santo padre le dio una jalada de orejas a los “hombres de Dios” al recordarles que “La violencia propagada e implementada en nombre de la religión solo puede desacreditar a la misma religión y como tal debe ser condenada por todos

El papa Francisco recordó que “cada vida humana tiene en sí misma un carácter sagrado y merece respeto más allá de su orientación ideológica o política, entre otras”.

Benedicto XVI afirmó hoy que utilizar a Dios para justificar “el asesinato, la matanza o la esclavitud” es “una de las mayores blasfemias” que existe, y pidió a los líderes políticos y religiosos que rechacen la violencia.

La persona religiosa sabe que una de las mayores blasfemias es llamar a Dios como el garante de sus propios pecados y crímenes, llamarlo para justificar el asesinato, la matanza, la esclavitud, la explotación en todas sus formas, la opresión y la persecución de personas y poblaciones enteras”, dijo el papa durante una audiencia en el Vaticano con los participantes en la conferencia “Combatir la violencia cometida en nombre de la religión”.

Por ello, afirmó que es necesario “denunciar y sacar a la luz los intentos de justificar todas las formas de odio en nombre de la religión y para condenarlas como la falsificación idólatra de Dios”.

“La violencia propagada e implementada en nombre de la religión solo puede desacreditar a la misma religión; como tal, debe ser condenada por todos”, subrayó.

Además reflexionó diciendo que es necesario “demostrar, sin cansarnos, que cada vida humana tiene en sí misma un carácter sagrado, merece respeto, consideración, compasión, solidaridad, independientemente de su origen étnico, religión, cultura, orientación ideológica o política”.

“Pertenecer a una religión en particular no otorga dignidad ni derechos adicionales a quienes se adhieren a ella, así como la no pertenencia no la resta ni la disminuye”, concluyó.

Redacción Lechuguinos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here