Trump despide a un funcionario por rechazar su versión de fraude
Foto: Lechuguinos.com

Trump, posee una cuenta bancaria en China a título de su empresa hotelera, informa el diario NYT, citando registros fiscales.

El periódico estadounidense The New York Times realizó un análisis de los registros fiscales del presidente Trump y encontró que el magnate neoyorquino tiene una cuenta bancaria en China no incluida en sus anteriores declaraciones financieras públicas, porque se mantiene bajo un nombre corporativo.

La cuenta china del presidente republicano, según la fuente, está controlada por Trump International Hotels Management y pagó 188 561 dólares en impuestos a China de 2013 a 2015.

En este sentido, Alan Garten, abogado de la Organización Trump, quien se negó a nombrar al banco chino en el que el mandatario tiene la cuenta, dijo al periódico estadounidense, en un comunicado, que el consorcio “abrió una cuenta con un banco chino que tiene oficinas en Estados Unidos para pagar los impuestos locales” asociados con los esfuerzos para hacer negocios en el país asiático.

“Nunca se materializaron acuerdos, transacciones u otras actividades comerciales y, desde 2015, la oficina ha permanecido inactiva (…) aunque la cuenta bancaria permanece abierta, nunca se ha utilizado para ningún otro propósito”, agregó Garten.

El presidente republicano también tiene cuentas bancarias en el Reino Unido e Irlanda. El Servicio de Impuestos Internos estadounidense exige que los contribuyentes revelen las porciones de sus ingresos provenientes de los países extranjeros; sin embargo, los registros fiscales no muestran cuánto dinero se ha movido a través de las cuentas extranjeras de Trump.

Bajo su lema “Estados Unidos primero”, Trump ha descrito, en varias ocasiones, a China como la mayor amenaza para Estados Unidos y la democracia mundial.

El dirigente norteamericano lanzó una guerra comercial con China, ha impuesto sanciones contra el gigante chino de las telecomunicaciones Huawei por miedo a la supremacía tecnológica de Pekín y acusó a China de ser la responsable del brote del nuevo coronavirus, causante de la COVID-19.