Donald Trump
Foto: Lechuguinos.com
Compartir
  • 16
    Shares

Donald Trump ha advertido que podría emplearse a fondo para dañar aún más a la economía de China en el marco de la guerra comercial contra Pekín.

Así lo ha declarado este jueves el presidente de Estados Unidos (EE.UU.), Donald Trump durante una entrevista telefónica con el programa ‘Fox & Friends’.

“Han recibido un gran impacto”, ha aseverado Trump, en relación con los aranceles de cerca de 200.000 millones de dólares que impuso sobre las importaciones chinas el mes pasado.

“Su economía ha caído mucho y puedo hacer mucho más si quiero”, ha indicado Trump. “No quiero hacerlo, pero tienen que venir a la mesa de negociaciones”, ha insistido.

Al mismo tiempo, el presidente de EE.UU. ha señalado que Pekín sí quiere negociar, pero él no cree que la parte china aún esté lista. Como ya lo había hecho antes, Donald Trump ha culpado a los anteriores presidentes de EE.UU., quienes, según él, permitieron que China ejerciera prácticas comerciales desleales y ha sostenido que él tenía que decirle a Pekín que eso “se acabó”.

“Han vivido demasiado bien durante demasiado tiempo y, francamente, creo que piensan que los estadounidenses son gente estúpida”, cita al mandatario de EE.UU. la agencia Reuters.

“Los estadounidenses no somos gente estúpida. Nos dirigieron mal cuando llegó el momento de tratar sobre el comercio”, ha sostenido Trump.

Este 24 de septiembre, Pekín puso en marcha la recaudación de aranceles a mercancías estadounidenses por el equivalente a 60.000 millones de dólares en respuesta a la entrada en vigor de impuestos a importaciones chinas por un valor de 200.000 millones de dólares, introducidos por Washington.

El presidente de EE.UU. introdujo estas barreras comerciales como parte de su lucha en contra de las políticas tecnológicas de China, país que se había negado a ralentizar sus desarrollos impulsados por el Estado en robótica y otras industrias tecnológicas a pesar de las presiones estadounidenses.

A fines de julio y agosto, ambas potencias se impusieron entre sí gravámenes adicionales sobre bienes con un valor equivalente a 50.000 millones de dólares.

Pekín se pronunció respecto a la actual disputa comercial, afirmando que Washington “ha predicado descaradamente el unilateralismo, el proteccionismo y la hegemonía económica, haciendo acusaciones falsas contra muchos países”.

Según condena el gigante asiático, EE.UU. “intimida a otros países a través de medidas económicas como la imposición de aranceles” y, en este caso, intenta imponer a China “sus propios intereses […] a través de presiones extremas”.

Redacción Lechuguinos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here