Foto: Lechuguinos.com
Compartir
  • 67
    Shares

Dos barcos de guerra de EE.UU. pasaron por el estrecho de Taiwán, el tercer cruce de este año del país norteamericano, mientras crece la tensión con China.

“El tránsito de los barcos a través del estrecho de Taiwán demuestra el compromiso de Estados Unidos con un Indo-Pacífico libre y abierto”, destacó el miércoles la Flota Atlántica de EE.UU. en un comunicado, especificando que la operación fue realizada por el destructor Stockdale y el buque de reabastecimiento Pecos, como forma de desafiar a China.

El texto enfatiza que la Marina estadounidense continuará navegando y operando en cualquier lugar que permita el derecho internacional.

El paso de los buques estadounidense podría inflamar las tensiones entre Estados Unidos y China; no obstante, el gobierno autónomo de Taiwán lo verá como una señal de apoyo de la Administración de Donald Trump, en medio de la creciente fricción entre Pekín y Taipéi.

El Ministerio de Defensa de Taiwán consideró el paso de los navíos norteamericanos de un tránsito normal a través de aguas internacionales en dicha zona y aseguró que las fuerzas taiwanesas monitorearon la operación.

Hasta el momento no ha reaccionado China, pero el gigante asiático ha denunciado en reiteradas ocasiones las políticas intervencionistas de EE.UU. en Taiwán, que Pekín reclama como suya. “EE.UU. debe respetar la política de ‘una sola China’, llevar a cabo adecuadamente los asuntos relacionados con Taipéi para evitar dañar las relaciones con China”, subrayó en marzo la portavoz del Ministerio chino de Exteriores, Hua Chunying.

Washington reconoce la soberanía china sobre Taiwán, pero ha cortejado durante mucho tiempo a Taipéi en un intento para contrarrestar a China, además de ser la principal fuente de armas de la isla. El Departamento de Defensa de EE.UU. dice que Washington ha vendido a Taiwán más de $ 15 mil millones en armamento desde 2010.

China ha criticado y rechazado en repetidas ocasiones todos los contactos que mantienen a nivel militar Taiwán y EE.UU. y los considera una amenaza a su integridad territorial.

La Cancillería del gigante asiático se opone a que Estados Unidos o cualquier otro país pretendan cuestionar la soberanía china sobre la isla, mediante leyes que violen el principio de una sola China.

Redacción Lechuguinos-HispanTV

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here