Juan Guaido presidente interino
Foto: Lechuguinos.com
Compartir

El fake news que quiso montar EEUU con la supuesta reunión con el Gobierno, demuestra que ya no toman en cuenta a Juan Guaidó.

EEUU intentó montar una de sus operaciones psicológicas para dividir al chavismo y al gobierno mediante intrigas, pero la respuesta de los líderes revolucionarios fue rápida y efectiva, resumió Miguel Ángel Pérez Pirela en la emisión 27 de su programa 2.0 Desde donde sea.

Una semana vertiginosa en acciones y reacciones respecto al tema de Venezuela fue la que analizó el comunicador y filósofo en su encuentro semanal con público de todo el planeta.

“Las versiones sobre las reuniones de Diosdado Cabello con enviados de Donald Trump marcaron la pauta. Se trata de una operación mediática para crear división en el chavismo y hacer ver que Cabello negociaba a espaldas de Nicolás Maduro. Picaron adelante medios opositores internacionales, pero de inmediato se produjeron las respuestas. El gobierno bolivariano reaccionó velozmente y dijo que sí hay reuniones entre el gobierno de la República Bolivariana de Venezuela, encabezado por Nicolás Maduro y el de Estados Unidos, encabezado por Donald Trump”.

Siguiendo con la secuencia, explicó que entró en escena John Bolton, principal operador político de EEUU, y lanzó la tesis de que las negociaciones con Cabello se están dando para derrocar a Maduro.  “La BBC de Londres citó palabras del presidente Maduro confirmando los contactos desde hace meses  y tratando de eliminar cualquier sugerencia de que haya conversaciones con él al margen. Es decir que a cada movimiento de EEUU, ha habido respuesta rápida de Venezuela”, dijo Pérez Pirela.

En un escenario sumamente dinámico y con notables contradicciones, el mismo gobierno de EEUU pasó luego a confirmar que ha tenido contactos con el gobierno de Maduro, a pesar de que lo ha desconocido, lo tilda de “régimen” y reconoce el supuesto interinato de Juan Guaidó.

“Esto se convierte en algo muy interesante: si hay conversaciones de alto nivel entre los gobiernos de Trump y Maduro, ¿dónde queda Guaidó? Lo decíamos la semana pasada, que EEUU se colocó delante de la dirigencia opositora nacional. Los gringos dejaron a Guaidó fuera del juego de los grandes, de los adultos, de los mayores. El gobierno de EEUU, pese a que niega de facto la existencia del gobierno de Maduro y reconoce el de Guaidó, negocia con el de Maduro”.

El recuento continuó con referencias a la respuesta de Cabello, quien recalcó que si EEUU quiere negociar debe hacerlo con Nicolás Maduro, que es el presidente legítimo del país. “Diosdado les mató el piojo en la cabeza. Les subrayó que si quisieran hablar y negociar con alguien tendría que ser con Maduro, que es el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, y comentó que algo debe estar pasando con ‘el régimen’ porque lo están reconociendo en EEUU”.

El siguiente evento estudiado  fue la reunión que tuvo Guaidó el miércoles en la sede de El Nacional, el principal medio de comunicación opositor del país. Allí declaró que  “llegó el momento de ir a un proceso con mayor presión”. Para Pérez Pirela esto implica que Guaidó ha puesto una nueva fecha de vencimiento, tal como lo ha hecho de manera fallida desde enero pasado. “Es mucho con demasiado. Las conversaciones entre los gobiernos de Trump y Maduro hablan de una grandísima derrota para aquel que cada semana ha anunciado que ahora sí va a cesar la usurpación”.

Señaló que Guaidó ha intentado meter en un mismo saco iniciativas diversas y presentarlas como si fueran obras planificadas con su concurso. Leyó frases del autoproclamado para explicar este punto: “El proceso de Oslo, la presión de calle, la protección de activos  de la República, todo es parte de la misma estrategia, aseguró Guaidó”.

Para Pérez Pirela, Guaidó está solo al menos en lo que se refiere a concentraciones de calle. “Esto no siempre ha sido así. Cuando lo sacaron de la nada, arrastraba gente y mucha, pero luego de fallar en sus fechas límite y de episodios como el de la frontera y el del golpe de Estado del 30 de abril, ha perdido mucho apoyo. Ahora ha convocado para el sábado y domingo a algo que no me lo van a creer: un casa por casa… Es una copia de la estrategia chavista que siempre antecede a unas elecciones.  ¿Será que ya está preparándose para unas elecciones?”, se preguntó.

 

Redacción Lechuguinos-LaIguana.TV

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here