Foto: Lechuguinos.com
Compartir
  • 389
    Shares

Español tendrá que pagar una multa de 900 euros por criticar a Rey Juan Carlos en red social

 

El tribunal, que atiende delitos contra los miembros de la monarquía, considera que el hombre es culpable de un delito de injurias a la Corona ya que sus afirmaciones en la red social son “evidentemente y literalmente difamatorias, innecesarias y desproporcionadas” por lo que exceden el marco de la libertad de expresión, reseñó el diario Público.

El condenado escribió en Facebook hace ahora año y medio que Juan Carlos I es “corrupto mal parido” y que ni él ni sus “putos descendientes” van a pagar a “nuestras familias” todo lo que “debe”. Asimismo, el hombre, en referencia a la foto que acompaña a la publicación, dice que “le hubiera cortado la cabeza al malparido de la imagen”. “Tengo una oportunidad y medios… es cuestión de segundos… tic tac plato pum… un gran traidor sin cabeza menos”, escribió.

El hombre defendió durante el juicio que su comentario constituía una “crítica político/social” a la democracia que nació en 1978 y que no tenía intención de “ofender a nadie”. La defensa, ejercida por el abogado de La Red Jurídica Daniel Amelang, argumentó que las palabras expresadas pudieron resultar “hirientes” y “erróneas”, pero que se encuentran amparadas en la libertad de expresión ya que el propósito es criticar a la institución y su papel en el sistema actual.

El juzgado central de lo penal nº 1 de la Audiencia Nacional considera, sin embargo, que estas expresiones no pueden entrar dentro de la libertad de expresión ya que “insultar no es criticar y no puede compararse con la crítica” ya que utiliza palabras como malparido “cuya intención de vilipendio y desprecio viene implícita en el propio término”.

Asimismo, la sentencia recuerda que el “agravio y menosprecio” a la Corona, que representa a la Monarquía parlamentaria constitucional, pueden resultar “atentarios” para “la paz social”. “La institución de la Corona representa la Monarquía parlamentaria y constitucional y su agravio y menosprecio puede resultar atentatorio no ya a los valores constitucionales que aquella representa sino a un bien jurídico aún superior, cual es la paz social, que no puede ser sobrepasado por la libertad de expresión”, recoge la sentencia, a la que ha tenido acceso este medio.

La condena consta de una multa de seis meses con cuota diaria de 5 euros (900 euros) y aún no es firme.

El mensaje que el hombre escribió en Facebook en su integridad y en abierto para todos los usuarios de la red social fue el siguiente:

“Querido pueblo de [email protected] españoles. Este corrupto mal parido y sus putos descendientes, nunca van a pagar a nuestras familias, todo lo ke nos deben. Nunca van a devolver las dignidad esclavizada de nuestros vivos. Pero ojalá paguen con medicinas, y con mucho más, todo el mal ke han hecho y continúan haciendo. Algo tiene ke pasar, después de dos votaciones manipuladas… algo tiene ke pasar, después de esta nauseabunda democracia vendida de [email protected] y [email protected] Llevo días pensándolo y juro por la salud de mi hermano. Si no fuera por @marcha_resistencia_ny hace días ke hubiera cortado la cabeza al mal parido de la imagen. Tengo oportunidad y medios… esa cuestión de segundos… tic tac plato pum… un gran traidor sin cabeza menos”.

En la última década se han divulgado diversos hechos que confirman la relación de miembros de la Casa Real española con hechos de corrupción.

Juan Carlos está implicado en la trama de corrupción que pesa sobre el expresidente de la región autónoma de Cataluña, Jordi Pujol y el Partido Popular (PP). Según reseñaron medios locales, existieron negociaciones entre Pujol, acusado de blanqueo de capitales y el Centro Nacional de Inteligencia (CNI), para favorecer al catalán a cambio de que no desvelara que el rey tiene dinero en la denominada cuenta “Soleado”, abierta en Suiza por Francisco Correo, responsable de la trama Gürtel, un caso de corrupción que afectó de pleno a toda la cúpula del PP, precisó una nota de Telesur.

En 2016 los Papeles de Panamá revelaron que Juan Carlos I, junto a muchas otras personalidades españolas mantienen ocultos en paraísos fiscales fortunas de miles de millones de euros, evadidos de la hacienda nacional.

 

Cortesía La Tabla

Redacción Lechuguinos

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here