Foto: Lechuguinos.com
Compartir

El infame Comando Sur de Estados Unidos, en un acto de completo injerencismo pretende “cooperar” con el Ejército Bolivariano, con la intención de desestabilizar el país.

Continúa el ataque injerencista por parte del Gobierno de Estados Unidos (EEUU) administrado por Donald Trump, tras miles de tropiezos para intervenir a Venezuela, hoy el infame Comando Sur estadounidense lanza una nueva arremetida pidiendo al Ejército coopere para «derrotar los desafíos y preservar la estabilidad del país».

El pasado domingo el almirante Craig Faller envió una carta en la que expresa “sé que ahora hay muchas diferencias que nos dividen, pero tenemos algo en común que trasciende el lenguaje, la ideología y el origen. Formamos parte de una profesión especializada, defensores firmes de nuestras naciones y protectores de nuestra gente”.

Aunque Venezuela es tierra libre y soberana gracias al padre de la Patria Simón Bolívar el imperio norteamericano continúa asumiendo que la nación es también de ellos. En la carta, divulgada en inglés y en español Faller expresó su supuesta esperanza de que en un futuro próximo las Fuerzas Armadas de ambos países puedan volver a trabajar “juntas”.

La Guerra Global contra las drogas (excusa del Comando Sur), como la atención a «situaciones humanitarias», es lo que justifica que en la región se mantegan más de 80 bases militares y que la IV Flota haya vuelto a patrullar las aguas marítimas de América Latina, cuando Washington comenzaba a perder su influencia.

Un despliegue militar, junto con acuerdos de seguridad directo con países, que debería haber reducido drásticamente el narcotráfico en la región y haber contenido el consumo de drogas en Estados Unidos.

Redacción Lecuguinos-Con El Mazo Dando

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here