Compartir
  • 408
    Shares

El ahora detenido y procesado por la justicia venezolana, Juan Requesens fue solo un peón para ejecutar un plan fallido y luego desechado como un condón por la derecha.

“Vagancia, Violencia, Injerencia Extranjera y Guerra económica”, son las premisas bajo las que el dirigente opositor Juan Requesens ha basado sus movimientos políticos y en las que se ha movido para llegar hasta donde está ahora: detenido por ser responsable del atentado contra el presidente Nicolás Maduro y tonto útil de la derecha para cumplir con sus planes.

Desde 2014 con las guarimbas que dejó cientos de muerto, su infructífero período como diputado a la Asamblea Nacional (AN) y su activa participación en el terrorismo causado por la derecha desde abril hasta agosto de 2017 en Venezuela, además de las reiteradas peticiones de injerencia contra el país, son algunas de las acciones por las que este nefasto miembro del dizque partido Primero Justicia (PJ).

En todos los periodos, Juan Requesens solo ha logrado fracasar en sus planes de sacar al Gobierno y en lo que si sirvió, fue en ser un tonto útil a los planes de Julio Borges, que aún está libre bajo las alas del uribismo en Colombia, mientras a este le esperan varios años de prisión por estar involucrados en el intento de magnicidio a un jefe de Estado.

Redacción Lechuguinos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here