aida merlano abusada corrupción
Foto: Lechuguinos.com
Compartir

La ex congresista colombiana, Aida Merlano soltó la sopa y detalló toda la trama de corrupción que envuelve a Duque y a todo su gobierno.

En una entrevista exclusiva concedida a la periodista Vicky Dávila, directora de la revista Semana, la excongresista Aída Merlano, hoy bajo la custodia de la justicia venezolana, abundó en detalles acerca de la trama de corrupción que involucran a lo más alto del poder en Colombia y que se comparecen con el esquema de relaciones publicado por el representante ante la Cámara por Bogotá, David Racero a través de su cuenta de Twitter, @DavidRacero, el pasado 7 de febrero.

Merlano insistió en su versión y nuevamente acusó al presidente Iván Duque de orquestar, en conjunto con las familias Char y Gerlein, clanes todopoderosos de la Costa Atlántica colombiana, un plan para asesinarla, ello por las denuncias relacionadas con corrupción electoral –compra de votos– que pretendía hacer Merlano ante la Fiscalía y que involucrarían no sólo a candidatos locales, sino al actual primer mandatario del vecino país.

Según ella, “la Fiscalía es manejada por la familia Char y toda Colombia lo sabe. Por Vargas Lleras –exvicepresidente del expresidente Juan Manuel Santos y líder del partido Cambio Radical– también. Ellos sabían que yo iba a denunciar unos hechos, porque a mí la Corte Suprema de Justicia no me permitió en un momento, cuando yo quise negociar y contar la verdad de lo que había ocurrido en mi sede política, ellos no me lo permitieron. Y entonces, cuando el señor Martínez sale a decir que es mentira lo que yo estoy diciendo, yo le puedo probar –porque yo hice las solicitudes escritas ante la corte y no me quisieron escuchar– y cuando dije que lo iba a hacer de manera voluntaria, aunque no tuviera ningún beneficio para mi proceso, lo iba a hacer ante la Fiscalía, la misma Fiscalía filtró el documento y se lo entregó a la familia Char y a la familia Gerlein”.

Esta sería, para la exsenadora, la razón por la cual sirvió de “chivo expiatorio” para tapar las corrupciones de más alto nivel que explicarían, incluso, por qué Iván Duque ganó en la Costa Atlántica.

“A mí me hicieron un montaje para hacerme ver que yo era líder de una organización criminal, que tenía armas en mi sede política, armas que nunca, nunca fueron colocadas por mí”, le dijo a la periodista Vicky Dávila.

Pero las revelaciones más impactantes estaban por llegar. Gracias a su relación sentimental de larga data con el empresario y miembro del clan Gerlein, Julio Gerlein, Aída Merlano dijo tener acceso a información privilegiada.

En sus conversaciones privadas, según le refirió a la directora de Semana, Gerlein le habría dicho: “Tranquila, mamita, que estoy haciendo una inversión grandísima: le entregué, para la campaña de Duque, 3 mil millones de pesos. Ellos tienen una deuda con Alex Char, una deuda que son las comisiones que se le pagan al alcalde para que se le (sic) entreguen los contratos”.

Como puede verse en de la red de relaciones publicada por Racero, Julio Gerlein está vinculado directamente con el clan Char, con quien mantiene, según su expareja, sociedades relacionadas con la asignación fraudulenta de contratos en la ciudad de Barranquilla, dado que Alex Char fue alcalde de esa ciudad en dos períodos: 2008-2011 y 2016-2019.

Al ser precisada por la comunicadora acerca de lo que tenía que decir del presidente Duque, la exparlamentaria fue enfática: Primero, que Julio [Gerlein] compró votos para elegirlo. No solamente Julio, sino también la familia Char y la familia Char dirigió, ante todos los políticos tradicionales, que terminaron de alguna manera vendidos a la familia Char, y ya los caciques tradicionales de la Costa se le deben a la familia Char, terminaron comprándole los votos para que se eligiera presidente de la República”.

Asimismo, aseguró que esa inversión serviría como una suerte de salvoconducto para ella, dada la gran cantidad de dinero que los clanes políticos de la Costa Atlántica colombiana habían desembolsado para llevar a Iván Duque al Palacio de Nariño.

Durante la entrevista, Aída Merlano reprodujo la conversación que presuntamente tuvieron ella y Julio Gerlein sobre el tema. Aparentemente, ante sus temores de ser capturada por la justicia colombiana, éste le habría dicho: “Cálmate. No te preocupes, porque con Duque, recuerda, estoy haciendo una gran inversión con él. Y apenas él sea el presidente, mamita, todo se va a solucionar. Ten fe, porque le hice una gran inversión. No solamente yo, también los Char”.

En conjunto, de acuerdo con lo declarado por la exparlamentaria, Julio Gerlein y su socio, Faisal Kure, aportaron 6 mil millones de pesos para la campaña de Iván Duque y aunque no pudo ofrecer una cifra exacta de los montos que aportaron los otros políticos y empresarios ligados a los Char, sí afirmó que “tenían una caja suficiente que fue la que se encargaron de repartir a todos los políticos tradicionales de la Costa, para que apoyaran a la campaña de Duque”.

Todavía más,  Merlano dice que el presidente Duque estaba al tanto de esos manejos turbios y que incluso se habría reunido con Julio Gerlein. Asimismo, que tanto él como los restantes candidatos del Centro Democrático que resultaron electos, habrían conseguido sus posiciones, gracias a la compra de votos y que cada voto para Duque habría costado 10.000 pesos.

“Claro que sí. Claro que sí lo sabía, como también lo hicieron todos los políticos que fueron elegidos en el Centro Democrático, que también salieron a comprar votos y que muchos están denunciados. Y no voy a mencionar sus nombres porque tengo una relación, quizá amistosa, con muchos de ellos, pero que están denunciados públicamente y ellos no están hoy pagando una condena y tampoco están privados de la libertad, pero yo sí”, resaltó Merlano.

La exsenadora afirma tener pruebas de todo cuanto le dijo a Vicky Dávila e incluso se comprometió a enviárselas por correo, porque su interés es que la opinión pública colombiana conozca la verdad y el alcance de esta trama de corrupción.

Redacción Lechuguinos- LaIguana.TV